Noche de expulsiones y de grandes sorpresas fue la que nos deparó este jueves en la casa de Gran Hermano VIP, donde la expulsada fue Ares, contra todo pronóstico, que apuntaba a Belén Esteban como la eliminada del concurso.

Sorpresa enorme la recibida para los que deseamos ver a la Esteban fuera de Guadalix. Lloros y como no, preguntas. Otra cosa no sabe hacer que intentar sonsacar lo máximo posible del exterior. Belén, que en el fondo se encontraba encantada de no haber salido, se rompió al conocer la expulsión. Después su monotema consistió en los muchísimos aplausos que sonaron al saber que era Ares quién debía abandonar el programa.

Mala fue la entrada para despedirse de Ares, que ante los abucheos a Belén en el plató del programa, le comentó a esta, que eran sus familiares, donde era el público en general. Eso le ha dado un motivo a la princesa del pueblo, para subir su ego y poder seguir machacando a Ares aún fuera del concurso. Acusa a su familia de maleducados y por supuesto los de la Esteban e Ylenia de buenos, santos y puros. Ver para creer. Cuanta maldad habita en esta edición de Gran Hermano, en tan solo unos pocos metros cuadrados.

Los nominados esta semana, Fede, Ylenia y Ángela Portero. Ahora los fuertes, vuelven a ser los palmeros de Belén y los súbditos de Ylenia, que se jugarán la estancia con la pobre Ángela. Fuera Fede e Ylenia. Y por favor, que nominen a la Esteban para que se vaya, que ya agota los oídos y la cabeza de cualquiera con sus necedades.

Mientras en el plató con Jordi, Ares correcta en su entrevista, en la que pidió disculpas a Olvido por los gestos hechos antes de su salida. Olvido, acusó a Ares de mentirosa y apuntó que no creía en esa disculpa considerándola falsa y no creíble. Ares añadió que se acordó de ella, cuando le hicieron el vacío a ella en la casa. Por lo demás, la semana ha sido normal, exceptuando la posición de Fede de vagancia y pasotismo, ante los compañeros y ante la prueba semanal, de la que todos han terminado un poco hartos.