Una fortuna ha sido la que el actor Brad Pitt se ha dejado jugando al póker: nada más y nada menos que la friolera de 25.000 dólares, aunque probablemente esta cantidad no sea nada para alguien con una de las mayores fortunas de Hollywood, y así lo demostró, mostrándose totalmente indiferente en el momento de la pérdida. Se trata de una de las cantidades mayores desperdiciada de esta manera, hecho que demuestra la gran afición que siente el actor por este juego de mesa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Esta cantidad la perdió en una sola mano, en una timba casera que se celebró en el festival de Cine de Sundance, localizado en Utah.

No fue de extrañar la sorpresa que su mujer, Angelina Jolie, se llevó al enterarse de las noticias, mostrándose totalmente escandalizada.

Pero el colmo es que después, tras reflexionar detenidamente sobre lo acontecido, llegó a la conclusión de que Brad había perdido todo el dinero aposta con el propósito de ayudar a alguien que, sin duda, lo necesitaría mucho más que ellos, dado la situación en la que, según su marido, se encontraba el hombre. Sin duda, cuando se habla de dinero, no se trata de ningún problema para la pareja.

Según RadarOnline, la razón por la que el actor de Hollywood estaba en Utah era por la promoción de su nueva película "True Story", en la que participa como productor ejecutivo y cuyos protagonistas son Felicity Jones, Jonah Hill y James Franco. Además de Pitt, también Franco y Rupert Goold, que dirigió el largometraje, decidieron tomar parte en la timba. Fue un conductor y aparcacoches que trabajó para ellos el que ganó tal suma de dinero, y el hombre se mostró gratamente agradecido ya que con ello podría mandar a sus hijos a la universidad y podría mantener al tercer hijo que estaba en camino.

Vídeos destacados del día

Al margen de los acontecimientos, Angelina y Brad están preparando una nueva película juntos que se dice que saldrá este 2015 y llevará como título "By the sea", y que estará escrita y dirigida por ellos. No obstante, el papel que interpretarán, el de un matrimonio con problemas, es muy diferente de la realidad, y más teniendo en cuenta que en el momento del rodaje se encontraban en plena luna de miel.