Bajo Sospecha, la nueva serie de Antena3 (Bambú), se estrenó con éxito mayúsculo. Partía con una gran expectación, (o hype para los modernos) y no defraudó. Con una audiencia de 4,2 millones de espectadores (21,6%), el episodio batió record como mejor debut televisivo en la cadena, superando por ejemplo estrenos como Sin Identidad, también de la misma cadena o El Príncipe (Telecinco).

La trama gustó, enganchó. Consiguió que el público se ``metiera´´ en la serie esperando ya el segundo episodio con ganas. Al menos así se manifestaba por redes sociales. Y por redes sociales, twitter más concretamente, dejaba ver qué gustaba realmente a una gran mayoría de telespectadores en forma de trending topic: Yon Gonzalez.

Sin meternos en si es buen actor o no, lo que no se puede negar es que el actor de 28 años levanta pasiones en todos y cada uno de los papeles que interpreta ya sea en la pequeña o en la gran pantalla. Y es que parece que para que una serie española funcione independientemente de la trama, es necesario ver una cara bonita, y si son más mejor. El público adolescente es el que manda. Ya ocurrió con Física o Química o Gran Hotel del mismo modo que sigue pasando con Velvet o El Príncipe, por poner un ejemplo, que además cuenta con el fichaje para esta segunda temporada de ``El niño´´ (Jesús Castro), descubrimiento sin duda del pasado año en el cine, convirtiéndose en el nuevo reclamo de revistas juveniles y como no, también de la Televisión.

Bajo Sospecha que de primeras no pinta mal, también es cierto que recuerda a la serie británica Broadchurch: Un asesinato/desaparición de un menor en un pueblo tranquilo, alejado de grandes núcleos urbanos en el que todo el mundo es sospechoso y todo el mundo oculta algo. Y un par de policías ponen patas arriba a todo el pueblo hasta descubrir lo que esconde el último habitante.

Aparte de la cierta similitud entre Series que no todo el mundo pudiera conocer, hay partes de la trama que están cogidas con hilos. SI NO HAS VISTO EL CAPITULO, ¡OJO SPOILER! El más chocante el de Laura (Blanca Romero) quien se infiltra en el colegio del pueblo, casualmente en la clase donde iba Alicia (la niña desaparecida), que casualmente también va su hermano y su prima y que justo su profesora se ha tenido que coger la baja. ¿Y las bolsas de trabajo?

Y como serie española, estará claro que en este caso la curiosa pareja de policías, formada por Blanca Romero y el ya mencionado Yon González, acabará en una apasionada relación, para rematar el fenómeno 'carpeteras' que es lo que vende. También es cierto que aún es pronto para sacar conclusiones y ver si Bajo Sospecha es la Broadchurch a la española, pero sí queda claro una vez más, que el recurso de la cara bonita y el amorío funciona y da records.

Para acabar todo no va a ser negativo o dudoso, y un punto a favor de la serie es sin duda parte del reparto y a destacar la interpretación de Alicia Borrachero (Carmen Castro, madre de Alicia en la serie). Además de los planos aéreos o la ambientación.

Haz clic para leer más