El pasado jueves 26 de febrero de 2015 tuvo lugar una de las batallas más intensas producidas en la casa de GH VIP. Tanto Ares como Belén Esteban se peleaban por seguir formando parte del concurso de Telecinco, pero sólo una de ellas podía seguir en la casa de Guadalix. En esta ocasión, la co-presentadora del programa televisivo Sálvame ganó la guerra y, por consiguiente, Ares fue la expulsada de la casa de GH VIP con el 51,1% de los votos. El público del plató de GH recibió a Ares al grito de "tongo".

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Durante toda la semana, Belén Esteban pero en el último momento cambiaron los porcentajes y se quedó en la casa. Los seguidores de la princesa del pueblo reaccionaron en el último momento y salvaron a Belén de la expulsión, pese a que ella pidió que le expulsaran de la casa y estaba convencida que era la próxima expulsada de GH VIP.

Belén Esteban permanecerá dos semanas más en Guadalix ya que esta semana no está nominada. Los nominados son: Fede, Ylenia y Ángela.

Por lo tanto, Ares ha sido la última expulsada de esta edición de Gran Hermano y a pesar que los porcentajes estuvieron toda la semana a su favor. La princesa del pueblo, Belén Esteban, estuvo durante los últimos siete días por delante en las votaciones para la expulsión pero en el último momento todo cambió y se puso por detrás de Ares.

Por su parte, Ylenia fue la tercera menos votada de la noche consiguiendo un 6% de los votos. De hecho, la batalla final estuvo protagonizada por Ares y Belén, Ylenia quedó fuera de la batalla más intensa de esta edición de GH VIP.

Por otra parte, la llegada de Ares al plató de Telecinco no fue una llegada habitual sino todo lo contrario ya que gran parte del público elevó su voz para gritar que les parecía un "tongo" la expulsión de la presentadora del programa televisivo 'Cazamariposas'.

Vídeos destacados del día

El público manifestó su desacuerdo con la expulsión de Ares, hasta el punto que el presentador del Reality Show, Jordi González, tuvo que recordar a los asistentes y a los espectadores que el programa cuenta con un "notario que puede certificar la validez de las votaciones". Además, tras la salida de Ares de la Guadalix, las redes sociales comenzaron a echar humo y se inició una dura batalla entre los defensores y detractores de la princesa del pueblo.