Los tríos nominados que llegan cada semana a Amor a prueba pueden estarlo por dos razones: por haber quedado últimos en dos pruebas físicas o porque uno de los integrantes sea el que más votos en contra haya recibido por parte de sus compañeros en el "Cara a cara" semanal. El primer trío nominado de esta semana fue el compuesto por Oriana, Álex y Sebastián -prueba en la que Aylén, Marco y Pedro quedaron inmunes de ser nominados esta semana-. En la segunda prueba física, en la que participó solamente una mujer en representación de cada trío, Luli quedó última y arrastró a Tony y a Romina a la nominación. Por último, en el "Cara a cara" Adriana fue la que más votos negativos recibió, por quien quedaron nominados Pilar y Eduardo.

La persona más votada entre los 9 concursantes en peligro se salva de la expulsión y arrastra a su trío con él. En este caso, Tony ha sido la persona que más apoyo ha recibido desde fuera de la casa y Romina y Luli han quedado fuera de peligro gracias a él.  Como todavía quedaban cosas por decidir, los otros dos tríos han tenido que enfrentarse a otra prueba física para ver quién se salvaba de la expulsión; podía haber una o dos, cosa que sabrían al abrir el sobre después de la prueba.

Eduardo, Pilar y Adriana han ganado la prueba física y gracias a ello se han librado de tener que decir adiós al Reality. Por el contrario, Oriana, Sebastián y Álex perdieron la prueba y uno de los tres supo que tendría que abandonar la casa. La presentadora comunicó a Oriana que ella era la que tenía que decidir quién de sus dos compañeros abandonaría Amor a prueba y por qué. Lógicamente, ella decidió que su pareja, Álex Consejo, siguiera participando con ella en el concurso. Le dio mucha pena que Sebas se fuese porque habían congeniado muy bien, y él, tan bromista como siempre, se lo tomó con un buen humor especial. Toda la casa estaba apenada por su partida.

Al finalizar la prueba, Álex comenzó a encontrarse mal debido al esfuerzo que había realizado durante la competición. Tuvo que recibir asistencia sanitaria y sintió mareos y vómitos. Pese a este pequeño problema, el recién llegado estaba contento porque iba a quedarse en la casa con todos como mínimo una semana más. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más