Aunque Oriana dijese que su única intención al entrar de nuevo a Amor a prueba fuese desenmascarar a Tony y su verdadera personalidad fuera de cámaras, todos sabemos que la española es una buena estratega y sabe darle fácilmente la vuelta a la tortilla sin que nadie se atreva a discutirle las cosas; es una persona a la que no le gusta que le quiten lo que es suyo, y puede que detrás de todo este teatro con Álex, lo único que quiera es recuperar al que había sido su novio durante un año y ocho meses. La pareja ha pasado de no hablarse o acabar gritándose e insultándose delante de todos sus compañeros a llevarse bien y poder mantener una conversación como personas adultas y civilizadas que son.

Tras la eliminación de Sebastián y el problema que tuvo Álex con la prueba, Oriana buscó a Tony al llegar a la casa y le dijo que quería hablar en el baño con él. El italiano quería conversar delante de todos, así que ella decidió empezar a preguntarle cosas en italiano para que Luli no pudiese entender lo que decía. Para que no le dijese que no quería ir a hablar con ella, Oriana le dijo a Tony que tenían que hablar sobre una cosa exterior de su familia, pero esto era solo una excusa; a la española le faltó tiempo para preguntarle qué le gustaba de Luli, porque ella decía conocer mucho a su exnovio y sabía que muchas de las características de la chilena desagradaban a Tony. Él se reía ante la situación, pero en ningún momento negó que Oriana tuviera razón.

Al italiano le sorprendió la calma con la que estaba Oriana en la casa y la nueva actitud "zen" que estaba teniendo, ya que el problema principal por el que la pareja rompió la relación fue la cantidad de veces que discutían. Ella le dejó caer que al día siguiente volvería a hablar con él sobre el mismo tema. Esa misma noche, Álex le dijo que no entendía su cambio de actitud con su ex y Luli discutió con Tony una vez más, justo cuando parecía que iban a acercar posturas y a progresar con su relación.

Oriana está empezando a atacar, y Tony no está defendiendo a Luli con todas las cosas malas que la española le va diciendo de ella. Las personas no pueden ocultar sus sentimientos eternamente, y este repentino acercamiento de posturas puede significar algo muy importante...