Al ritmo del 1, 2, 3, cadera, estuvieron bailando los concursantes del Reality más famoso de Chile "Amor a prueba", un reto para los concursantes el poder coordinar al ritmo de la bachata. Pudimos ver todos los niveles de baile, desde las parejas que parecían profesionales hasta los que no llegaban a coordinar entre ellos. Esta prueba musical tan divertida por parte del reality de Mega "Amor a prueba", fue una muestra más de la complicidad entre las parejas, una prueba en la que se puede ver cuáles son las parejas más comprometidas. La sensual bachata une los cuerpos de los concursantes para que sus movimientos se coordinen bajo los ritmos latinos.

Unos con más talento que otros se pudo ver bien los que destacaban, y los que no llegaban a dar ni una, como fue el caso de Adriana y Eduardo que acabaron en el suelo tirados por su mala coordinación, si bien fue una escena muy divertida, demostraron a todos en el reality que son una pareja bastante descoordinada. La actividad estuvo llena de pasión y romanticismo entre las parejas de "Amor a prueba" se pudieron ver detalles muy tiernos y apasionantes, cada cual con su estilo realizó a su manera lo que fue una prueba de mucho contacto y coordinación. Las parejas tuvieron la oportunidad de fundirse en uno al ritmo de la bachata.

La pareja que deslumbró a todos y todas sin duda que fue la conformada por los concursantes de "Amor a prueba" Julia y Michael, que tuvieron una presentación espectacular, y una puesta en escena con mucho encanto, se notó la complicidad que existe en esta pareja, y lo bien que se manejan en esto del baile, como si se tratase de dos profesionales, hicieron un baile digno de ser admirado.

Vídeos destacados del día

Estas pruebas que el reality "Amor a prueba" organiza para los concursantes tienen todas ellas un sentido, donde se pone a prueba la confianza, delicadeza, compromiso y comunicación tanto verbal como corporal que existe en las parejas. Se pueden sacar muchas lecturas de cada una de estas pruebas viendo a los concursantes cómo se van mostrando con su pareja, y el grado de competitividad que tienen con las demás.