La convivencia en una casa siempre es complicada, y más en Amor a prueba, donde la mayoría de las parejas se han formado dentro del Reality y están en proceso de conocerse el uno al otro. Si a este hecho le sumamos que hay algunos "solteros", más conocidos como "jotes", que intentarán romper las parejas ya hechas para quedarse con la persona que les gusta, la faena se complica todavía más. Las disputas entre parejas son constantes y continuas, aunque la mayoría de veces se solucionan al momento porque el enfado había sido causado por una pequeñez. En este caso, la que se ha enfadado es Aylén, quien está viviendo una idílica historia de amor con Marco tras la ruptura con Leandro y el abandono de este.

Mientras estaban preparando la comida, Marco estuvo conversando con Julia, la joven portuguesa que lleva de calle a más de uno. Ella ha conseguido que Michael la elija a ella en lugar de a su pareja Liz, y está comenzando a conocerlo como pareja y disfrutando de él. Sin ninguna maldad, el italiano intentó decir algo en portugués, y más adelante le dijo algo romántico a Aylén en este idioma. En vez de tomárselo bien, ella interpretó que Marco estaba intentando tontear con Julia y se enfadó por ello, mostrando los celos que había sentido.

Marco intentó arreglarlo inmediatamente, y tras un rato de enfado, Aylén decidió volver a estar bien con su pareja. Para desahogarse habló con una de sus compañeras, quien le dijo que podía estar tranquila porque se notaba que Marco solo estaba interesado en ella. Por su parte, él fue a comentar el rifirrafe a uno de los chicos de la casa y le dijo que estaba seguro de que Aylén seguía desconfiando sobre los sentimientos de Marco por su exnovia, Michelle Carvalho

Lo que ninguno de los dos sabe es que tanto Leandro como Michelle volverán a entrar en la casa para convertirse en su peor pesadilla. ¿Serán capaces de superar la situación y seguir con su historia de amor a pesar de los inconvenientes que se les plantearán...?  Los celos a veces pueden ser buenos para demostrar que los sentimientos de una persona por la otra son sinceros, pero una dosis excesiva de dudas y desconfianza puede acabar fácilmente con una pareja, como ha sido el caso de Luli y Tony.



¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más