Mientras caminaba por la cinta, Víctor Sandoval se ha desahogado con Ares Teixidó y es que no ha podido aguantar más los comentarios homófobos de Los Chunguitos, sumados a la joven comparsa de estos, el torero extremeño ávido de fama, Israel.

Los Chunguitos empezaron el concurso con pie izquierdo, debido a sus comentarios racistas. Justo al día siguiente, Juan Salazar, el mayor de los dos, confesó haber abandonado a su perro en una gasolinera. Y los comentarios homófobos de este par de personajes no han parado de repetirse desde el primer día. En cuanto a Israel, este siempre anda con Los Chunguitos, haciendo de comparsa de estos.

Desde luego, son tal para cual.

Dos son las cosas sobre las que Víctor Sandoval ha puesto el acento. En primer lugar, que Los Chunguitos han extendido su propia y particular homofobia a toda la etnia gitana. Básicamente, han afirmado que eso es incomprensible e inaceptable para su etnia. Por otra parte, por lo que respecta a Israel, Víctor fue quien lo cuidó anoche, cuando este se emborrachó y vomitó en la cama.

Desde luego, en esta edición de Gran Hermano VIP, Telecinco, Zeppelin y el representante de Los Chungitos no van a parar de eliminar imágenes y de justificar las palabras de las personas a las que representan. Por el momento, las declaraciones racistas de Los Chunguitos han sido eliminadas y los vómitos de Israel los hemos conocido porque se han hablado de ellos.

A un día de la noche de nominaciones, estas se van perfilando.

Vídeos destacados del día

Ahora mismo, Víctor se está sincerando con Laura Cuevas y ya ha dicho a quién va a nominar, a gente de su grupo, a la que conoce. "Yo no voy a nominar a quien no conozco". Con toda seguridad, nominará a Los Chunguitos y a Israel. Pero Víctor no es el único que ha apuntado a quién va a nominar: Laura ha afirmado que también nominará a uno de los de su grupo. ¿Quién será la persona a la que va a nominar Laura Cuevas? ¿Serán también Los Chunguitos?

Desde luego, Los Chunguitos están convirtiéndose cada día que pasa en los personajes menos queridos de la casa y por el público. No hay más que darse una vuelta por Twitter para ver que los comentarios de estos desfasados artistas de gasolinera son auténticos despropósitos, capaces de afectar negativamente a cualquier colectivo, incluido al que ellos pertenecen.