Los sábados en la tele de España están dedicados en varias cadenas a programas de cierto contenido político en el que se suelen entrevistar a diversas personalidades y realizar debates con los temas candentes de la actualidad o con temas pasados que pueden volver a saltar a la palestra.

Ayer por la noche, en la cadena La Sexta, el programa de La Sexta Noche, que presenta con un rotundo éxito de audiencia, Iñaki López vivió unos momentos de gran tensión.

El tema de esta tensión se debe a que ayer entre los entrevistados se encontraba el polifacético Boris Izaguirre, quien acudía al programa dispuesto a todo, y para con todos, entre ellos para con Juan Carlos Monedero, mano derecha del actual líder de Podemos, Pablo Iglesias, y quien es candidato a la alcaldía de Madrid.

El tema que los enfrentó con mucha dureza fue la actual situación de Venezuela en la que ambos a pesar de no ser muy conocedores de la actualidad, más Boris que es de allí y tiene a toda su familia en su país natal que el propio Monedero, llevó al programa a vivir momentos de elevada tensión a cuento del estado actual del país.

Entre los temas aparte del político, se encontraba la libertad de expresión nula que existe al otro lado del Atlántico, también el hecho de cerrar programas o cadenas de Televisión que no son afines al estado político actual, o que estén en prisión los diferentes líderes de la oposición.

El momento más tenso se produjo cuando se habló un poco acerca de la economía y de las intenciones de Podemos de seguir un modelo bolivariano, y es ahí donde Boris le recordó al segundo de este partido político, que si España llega a estar como allá la situación va a ser insostenible.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Además Eduardo Inda, habitual del programa, contribuyó a que la tensión no se rebajara ya que daba puntadas a cada cosa que Monedero decía y esto no hacía más que hacerle perder las formas.

Ayer fue uno de esos programas en los que las redes sociales literalmente ardían porque la gente está empezando a darse cuenta de la verdad de todos los políticos y no están de acuerdo con muchas cosas.

El debate concluyó de una manera un tanto agridulce para todos, porque la situación de Venezuela y su extrapolación a España no gusta nada.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más