El pasado domingo fue un gran día para la “mujer barbuda”, mote con que ha sido apodada la austriaca Conchita Wurst tras su paso por Eurovisión, que no pasó desapercibido para nadie. La cantante causó sensación y sorprendió con su aparición en la 72ª entrega de los Globos de Oro posando en la alfombra roja. Para el evento, Conchita decidió lucir un vestido de terciopelo verde entreabierto con el que se veía debajo un corsé color nude, y que además tenía una apertura en la parte de delante con la que dejaba al descubierto las piernas. El outfit fue diseñado por Ulyana Sergeenko.

La que fuera participante del festival de Eurovisión llevaba el pelo suelto, sin ningún tipo de recogido, pero siempre con esa barba que la lleva caracterizando desde su actuación en el festival más famoso de Europa.

Su fama sube como la espuma, y es que nunca se había conocido a ningún representante de su país en Eurovisión que alcanzara tan rápidamente tal nivel de popularidad en el plano internacional.

Una vez finalizado el evento, Conchita, de 26 años de edad, decidió colgar un mensaje en la red social de Facebook donde mostraba sus condolencias y apoyo a aquellas víctimas que fallecieron en el semanario Charlie Hebdo. En él abogaba por la libertad de expresión, y escribió unas frases proponiendo que todos nos mantengamos unidos para poder lograr un mundo en el que podamos vivir en paz y donde nadie restrinja su libertad a la hora de poder expresarse.

Quien en un pasado llevaba por nombre Tom Neuwirth, y que posteriormente adoptó el nuevo nombre de Conchia Wurst -Wurst significa “salchicha” en alemán- como respuesta a lo duro que fue en su infancia ser homosexual, recordemos que interpretó en el Festival de la pasada edición la canción “Rise like a Phoenix”. Pese a haber nacido en Austria, este afirma que el personaje Conchita procede de Colombia y a los 12 años se fue a vivir a Alemania.

Vídeos destacados del día

Además, pese a la gran polémica que ha generado desde su salto a la fama, cantantes de la talla de Cher, Elthon John o el mismísimo Julio Iglesias, han declarado que apoyan totalmente su labor hacia el sector minoritario homosexual.