Desde hoy, Steisy tiene uno menos en su bando de pretendientes, y no es ni más ni menos que Vicente, el árbitro valenciano que ha decidido abandonar ante la sorpresa de todos, pues en principio se perfilaba como uno de los favoritos. Vicente llegó el día en el que comenzó el trono de Steisy y Samira con las ideas muy claras; venía a por la granadina, e iba a emplear todo su esfuerzo en irse con ella.

Vicente y Steisy conectaron desde el principio, y así se reflejaba en sus citas, en las que se les veía con mucha complicidad. Pero ante la llegada de otros chicos, el pretendiente ha notado como la ilusión de Steisy hacia él se disipaba, y que ya no sentía lo mismo que él hacia ella.

En los últimos programas lo pudimos ver en un segundo plano frente a los retos que se presentaban. Alejandro, Dosel y Juan Carlos hacían gala de su fuerza realizando flexiones con Steisy encima, pero Vicente no quiso entrar en el juego puesto que opinaba que su forma de conquistar a una mujer era otra, no mediante su fuerza y sus músculos.

Así, en el programa de hoy se ha presentado para decirle a su tronista que ya no la nota igual con él. Efectivamente, Steisy había afirmado al final de una cita que no siente deseo por él, y que cuando Vicente baja las escaleras no siente esas mariposillas como le pasa con otros. Lo que nadie se esperaba es que al decir que abandonaba la conquista de Steisy, Vicente dijera que llevaba unos días fijándose en otra persona, en este caso Samira, la otra tronista y eterna rival de Steisy.

Vídeos destacados del día

Vicente le ha pedido a Samira si le daba la oportunidad de tener una cita con él, y se ha justificado diciendo que el fijarse en otra persona puede pasar en la vida real, y que a él le gustaba la Steisy "pretendienta" que se lo curraba, no la de ahora, más superficial. Ante tal panorama, Steisy ha entrado en cólera diciendo que no esperaba eso de él, y que aunque ya lo sabía de antemano, eso no había quién se lo creyera. Le ha acusado de mentiroso y de ir al programa solamente a sacar dinero, pues es cierto que él tenía problemas económicos.

Finalmente, Samira ha respondido que aunque es un chico muy simpático, no quiere tenerlo como pretendiente, pues está comenzando a sentir algo por sus chicos y le parecería una falta de respeto, algo que todo el plató ha aplaudido, pues era la oportunidad de resarcirse de su archienemiga Steisy.