Algunos pasos por la Televisión no suelen ser beneficiosos. Este es el caso de "Los Chunguitos", pues sus comentarios en la casa de tipo racista y homófobo han exasperado a la audiencia y también a la directiva del canal, por lo que hoy mediante twitter ha decidido hacer pública la expulsión.

José y Juan Salazar abandonarán esta noche en la Gala, el concurso. Desde el primer momento el público pudo darse cuenta de que los hermanos no tenían ningún control sobre sus manifestaciones y se mostraban ante las cámaras tal y como eran. El primer día, ya al ver entrar a Coman (Ex Adán y Eva), no tardaron en llamarle "mono" o "king kong".

La dirección del programa ya quedó sobre aviso y la luz roja volvió a encenderse cuando manifestaron que a nadie en el mundo le gustaría tener un hijo homosexual o que era mejor tener un hijo enfermo que un hijo al que le gusten las personas de su mismo sexo.

Las asociaciones de colectivos afectados e incluso las juventudes socialistas ya habían pedido la expulsión del programa de los dos hermanos. Mediaset no ha tardado en responder a sus peticiones y los polémicos hermanos saldrán de la casa para no meter en más líos al programa. La opinión pública ha sido especialmente sensible con estos temas, y en el siglo XXI no puede uno hacer esos comentarios sin que queden sin respuesta.

De esta manera, Telecinco pierde a dos de sus principales concursantes en el programa, pero a buen seguro se quita un peso de encima, ya que los dos hermanos tenían todos los números para volver a reproducir frases hirientes o de mal gusto para los espectadores.

Vídeos destacados del día

El programa por el momento está registrando buenos índices de audiencia y pueden aumentar con la entrada en la casa de Kiko Rivera, todo un filón para la audiencia.

Es positivo para la sociedad que no se permitan mensajes para la audiencia del tipo de los que hacían los hermanos Salazar. Por desgracia, parece que determinados programas no seleccionan muy bien en los casting, ya que era lógico que los hermanos crearan polémica por ser muy radicales y espontáneos a la hora de expresarse. El programa ahora debe continuar y los Chunguitos taparse un poco, mientras dure la marejada mediática.