Esta vez no son los problemas con el alcohol, las recaídas en las drogas o las peleas los que han provocado que la americana aparezca en las portadas de todos los magazines del mundo. En esta ocasión su problema tiene nombre y se llama Chikungunya, pero, por desgracia, no hay ninguna cura actualmente para librar a la actriz de dicha enfermedad.

Todo comenzó en las vacaciones tropicales que la estrella pasó en Bora Bora a finales del pasado mes de diciembre con motivo de las vacaciones.

Y es que, estando en pleno disfrute de las mismas, le picó un mosquito característico de allí y le transmitió un peligroso virus que transfiere la enfermedad del Chikungunya, lo que le produjo altas fiebres y fuertes dolores. A su regreso a Los Ángeles para grabar un comercial, estos síntomas comenzaron a agravarse, cosa que siguió pasando cuando finalmente volvió a Londres, llegando incluso a no poder andar, por lo que tuvo que ser rápidamente internada en el Hospital King Edward VII de la capital inglesa.

Ella mismo ha querido transmitir sus reacciones y sensaciones sobre su estado de salud, y ha publicado algunos comentarios curiosos en redes sociales como Twitter e Instagram, en los que advierte a aquellos que vayan al lugar para que tengan cuidado con esta fiebre y usen repelentes e intenta dar ánimos a la gente para que disfrute de sus vacaciones. ¿Qué querrá decir Lindsay con estos mensajes?

La fiebre Chikungunya, como enfermedad, causa a aquel que la contrae mucha fatiga y fuertes dolores. La gravedad del asunto radica en que actualmente no se ha podido desarrollar ningún remedio para vencer a dicha enfermedad completamente, por lo que, en principio, no se augura un desenlace feliz para la actriz. Parece ser que habrá que seguir esperando para ver cómo evoluciona todo el asunto y qué es lo que pasa finalmente… ¿Quedarán finalmente las vacaciones de Lindsay como una terrible pesadilla o conseguirá vencer a la enfermedad?

Ella de momento ya ha sido dada de alta, pero aún tiene por delante un largo proceso para tratar de recuperarse.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más