Kiko Rivera en un momento entrañable y nostálgico expresa su preocupación en la casa de Gran Hermano VIP, diciendo de su hijo que: "Solo tiene dos añitos y me preocupa que se pueda olvidar de mí". Compartió su emoción con sus dos compañeros Sandro y Ares, recordándoles que esta semana le habría tocado a él estar con su hijo para disfrutarlo, diciendo que el lunes tendría que estar con él pero lo tengo aquí, señalando a su corazón.

Siente nostalgia cuando dice que no se pudo despedir de él cuando se fue al programa para entrar en la casa de Gran Hermano VIP, porque estaba dormidito. El hijo de Isabel Pantoja estaba viviendo una situación de mucha ternura y de recuerdo nostálgico hacia su hijo.

En Gran Hermano VIP cada día que pasa se hace más duro para los concursantes, al estar encerrados tantos días comienzan a darse cuenta de lo que echan de menos, pensando en lo que han dejado fuera. No obstante a pesar de estos momentos de ternura de Kiko Rivera, en la casa de Gran hermano VIP no todos se creen su amor paternal que ha aparecido de repente. Y la concursante Laura se ha encargado de cuestionar tanto amor repentino de Kiko hacia su hijo, considerando sus palabras una estrategia para hacerse con el maletín.

Ella no es la única que piensa que puede ser una falsa montada por Kiko para despertar sentimientos y una gran emoción a los espectadores como estrategia, también Belén Esteban ha estado pendiente de las palabras de Kiko Rivera acerca de su hijo.

Y es que en la casa de Gran Hermano VIP nada es lo que parece, y la desconfianza se incrementa cuestionando cualquier sentimiento o emoción que provoque la ternura o cercanía con los espectadores.

Vídeos destacados del día

Toda conducta puede interpretarse como una forma de ganarse al público, por eso los concursantes de Gran Hermano VIP están a la defensiva y no queriendo formar parte del juego que se puedan estar montando sus compañeros.

Esta no es la primera vez que Kiko Rivera recuerda a su hijo de dos años en la casa de Guadalix, ya que recordó momentos de él junto a sus compañeros de cómo su hijo pasea con el chupete por la casa o le llama "Papi". No sabemos si formará parte de una estrategia o realmente siente nostalgia hacia su hijo, echándolo de menos.