No puedo negar mi parcialidad al hablar de este gran y polifacético actor. Así que, me perdonaréis si rompo una lanza a su favor. Johnny Deep, nuestro entrañable "Eduardo Manostijeras", ha tocado fondo. Y, es que no debemos olvidar que, amén de estrella, es de carne y hueso, engendrado por mortales, no por dioses y, como tal, resulta vulnerable, tanto a las presiones y halagos, como a las críticas.

Anuncios
Anuncios

Son duros momentos para Deep, un actor cuya brillante carrera, es discutible para tan sólo unos pocos. Víctima de la presión mediática de las productoras que, a fin de obtener un máximo beneficio no dudan en jugar con su integridad tanto física como psíquica. Ahora, ha dicho ¡basta!, según declaró a la revista Details, cansado de ser un punto de mira constante al que se le exige, sin pudor, que mantenga el listón siempre alto.

Anuncios

Si somos honestos y, los ciudadanitos de a pie, extrapolamos la situación laboral de Johnny a la de cualquiera de nosotros, en la que el jefe, considerando que somos una moneda de cambio, nos exige un alto rendimiento constante, dejando de lado nuestros problemas personales, no creo que tardáramos mucho en rendirnos.

Son muchas las fuentes que hablan de su adicción al alcohol. En tanto que algunas la consideran grave, otras, no tanto.

A pesar de su visible embriaguez en la ceremonia de los "Hollywood Film Awards", Deep confiesa no haber probado el alcohol durante más de un año. Y, es que ya se sabe cómo es esto de la prensa en todas las áreas sociales. Todo depende de en qué lugar interese colocar al individuo en cuestión.

De cualquier modo, Johnny Deep, con todo el derecho que le asiste, ha decidido hacer un alto en su carrera, no tan sólo a causa del alcohol, sino también por problemas familiares tan comunes en muchos hogares anónimos del mundo.

Su principal razón, como buen padre, es mantener la integridad y el bienestar de sus hijos. Johnny Deep, tiene por delante un nuevo reto y esta vez, no será producto del celuloide, pero sí le auguro un exitoso final. ¿Qué tal si nos ponemos en su piel, y le damos un respiro?

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más