El parecido físico, con el fin de que el personaje sea reconocible, lo clava: siempre dispone de la peluca adecuada, del vestuario correcto y prácticamente no hace falta que lo presente, pero Joaquín Reyes lo lleva haciendo desde que sus celebrities fueran las conductoras de La hora chanante, allá por los principios de su carrera como actor de comedia. Este albaceteño de gesto amable y ojos vivaces ha revolucionado el mundo de la imitación, y ha creado un nuevo molde en el que la apariencia de los elegidos está cuidada al detalle pero las voces de todos ellos son siempre la suya, lo que le da un toque de surrealismo que mezcla con el realismo de las auténticas vivencias de aquellos que las protagonizaron.

Un rizar el rizo que el humor no solo permite sino que agradece.

Así, después de incorporarse como colaborador en El intermedio, y de contarnos casi cada día la actualidad política a través de las imitaciones personificadas de quienes son noticia, Joaquín Reyes se mete en la piel del secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, y de la periodista y presentadora de El objetivo, Ana Pastor, y los sitúa frente a frente, igual que en los anuncios de las conversaciones entre Famosos del banco Santander parodiándolas en el especial del programa de El Gran Wyoming, de emisión previa a las campanadas de fin de año.

Y el resultado no pudo ser más espectacular.

En la línea habitual del humorista, proyecta el pensamiento popular que se tiene ellos en las personalidades reconocibles de su dúo, con lo que la crítica y la parodia se mezclan en un surrealismo perfecto que incluye expresiones coloquiales en un contexto tan poco adecuado para ellas, por lo que el humor adquiere una dimensión absoluta. Incluso cuida el blanco y negro en el que están rodadas las conversaciones originales, para que no le falte nada al contexto al que se refiere.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Una filigrana del humor que viene a añadirse a la larga lista de momentos irrepetibles que nos ha regalado, dándole la vuelta al concepto que de imitación hemos tenido desde que la fórmula consistía en elegir al famoso y tratar de conseguir una mimetización perfecta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más