Jennifer Aniston tiene un trauma desde que era muy pequeña, hasta el momento no lo ha superado, y en el último rodaje tuvo que grabar 30 veces una misma escena. La actriz tiene fobia de sumergirse bajo el agua, la misma la tiene desde que era muy pequeña, cuando iba en triciclo alrededor de una piscina y se cayó en la misma. Jennifer no sabía nadar y su hermano quería ayudarla, pero la actriz recuerda que no podía salir del agua, y esa sensación aún no la ha superado.

Aniston ha comentado a E! News que nadie se cree la fobia que tiene, y cómo hasta ahora no la ha superado.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

La misma le ha llevado ha realizar 30 tomas, ya que tenía que sumergirse por completo en una piscina. Hasta ahora la actriz había evitado realizar este tipo de escena pero esta vez ha logrado hacerlo, aunque le ha costado bastante.

La actriz, que se caracteriza por hacer pocas grabaciones de una misma escena, en esta ocasión le costó más de 30 veces rodar la misma escena. No sabemos la cantidad de sesiones de psicólogo que habrá tenido que hacer Jennifer para superar este trauma, pero bueno finalmente lo ha logrado y, a pesar de la cantidad de escenas que rodó, logró filmarla.

No es la única confesión que ha realizado Jennifer en los últimos días, ya que en una entrevista en el programa CBS Sunday Morning, contó que la separación con Brad Pitt no fue tan dolorosa como generalmente se cuenta. Cree que los medios se aprovechan porque es un buen titular, y es más que nada un tema mediático. Y a la pregunta si aún mantenía algún contacto con su ex-marido, la actriz respondió que se intercambian buenos deseos, pero que no es algo continuo, sino algo que se hace sólo para fechas específicas, como grandes amigos.

Vídeos destacados del día

Jennifer está pasando por un gran momento profesional y personal, así la pudimos ver en un posado para la revista Allure, junto a su estilista, y pudimos ver que a sus 45 años luce mejor que nunca. Además en el plano personal está comprometida con su novio, del cual se rumorea próximamente darán la fecha de boda.