Dos meses después de entrar en prisión, Isabel Pantoja había pedido su primer permiso con la intención de obtener el tercer grado que le ha sido denegado y deberá esperar cuatro meses para volver a probar suerte. Tras ocho semanas conviviendo con el resto de sus compañeras en prisión, Isabel Pantoja y su defensa estaban convencidos de que su actitud ejemplar y su participación en distintas actividades en la cárcel desembocarían en un permiso a las primeras de cambio.

Sin embargo, Instituciones Penitenciaras no piensa lo mismo y considera que es todavía pronto para que la tonadillera puede disfrutar del tercer grado que se le concede a los presos en los que no existe riesgo de fuga, cuentan con un historial impoluto de comportamiento en prisión y cuenta con una oferta laboral que parte desde fuera de la prisión.

Tras requisitos que el abogado de Isabel Pantoja estaba convencido se cumplían a la perfección en el caso de su defendida, pero que Instituciones Penitenciarias ha desechado por tratarse de un permiso algo prematuro tras los escasos dos meses que la sentenciada lleva en la cárcel, más allá de la correcta actitud de la rea.

Y es que cabe recordar que, para la obtención del tercer grado, el preso debe haber cumplido, como mínimo, un tercio de su condena en la cárcel. Según han asegurado fuentes cercanas a la tonadillera, la noticia ha sentado como un mazazo para una Pantoja que estaba convencida de que podría obtener este permiso y comenzar a rehacer su vida a través de sus conciertos y el resto de sus actividades laborales, teniendo que volver a prisión únicamente para dormir.

Ahora, tras agotar esta primera solicitud, Isabel Pantoja deberá esperar en la cárcel hasta que se acerque el mes de mayo, cuando de nuevo podrá realizar una nueva solicitud de tercer grado que, según fuentes penitenciaras consultadas, le llegaría salvo un giro radical en su estancia en la cárcel.

Vídeos destacados del día

Mientras espera al mes de mayo, sus hijos siguen con su vida. Por un lado, Chabelita sigue rehaciendo su vida en Londres. Por otro, su hijo Kiko Rivera continúa como participante en el concurso Gran Hermano VIP 2015.