Gran Hermano VIP ya ha justificado su emisión. El programa que reúne en una casa de Guadalix de la Sierra a una serie de personalidades televisivas se ha convertido en el líder indiscutible en las noches de los jueves de la Televisión española.

Anoche, en un programa que será recordado por los seguidores de este formato durante mucho tiempo, se produjo una mezcla explosiva. La expulsión de dos de sus participantes como consecuencia de unas declaraciones de corto homófobo se fundió con la entrada de uno de los personajes más relevantes del mundo del corazón como es Kiko Rivera 'Parquirrín'.

Anuncios
Anuncios

Un doble acto que llegó a congregar alrededor de la televisión para ver GH VIP a 4.300.000 televidentes de media, lo que supone un share o cuota de pantalla del 31,5%, llegando a picos de más del 41% al filo de la medianoche, cuando nada menos que 5.800.000 espectadores sincronizaron este programa en sus televisores.

Este momento coincidió con la presencia de Los Chunguitos, expulsados por la dirección de Mediaset por despreciar al colectivo homosexual en reiteradas ocasiones, acudieron al plató del programa para dar explicaciones sobre lo ocurrido, pidiendo disculpas que fueron entendidas de manera bien distinta por la audiencia presente en el plató y en las redes sociales, donde hicieron arder Twitter en contra del dúo musical.

Anuncios

Finalmente, Los Chunguitos fueron expulsados y un nuevo integrante, Kiko Rivera, ocupó su lugar en una casa en la que los artistas habían perdido apoyo en las últimas horas como consecuencia del menosprecio al colectivo gay que había venido precedido de comentarios racistas desde un inicio y que fueron coronados con comentarios en los que se desprendía una incitación al abandono de animales que colmó la paciencia de los directivos de Mediaset.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

A partir de ahora, el atractivo de la casa de GH VIP llega de la mano de un Kiko Rivera que promete ser el relevo cómico de Los Chunguitos y que, asegura, no rehuirá a la polémica cuando sea necesaria. No obstante, el objetivo último del hijo de la Pantoja es ganar el concurso. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más