Si enciendes la Televisión y pillas un bloque de publicidad es complicado no encontrarte con ella: Gisele Bündchen, la modelo brasileña que comenzó a despuntar a finales de los años 90, cuando los focos dejaban de apuntar hacia supermodelos como Claudia Schiffer o Naomi Campbell, que se iban retirando de las pasarelas para probar suerte en otras áreas. Gisele recogía el testigo para llevarlo con tanta brillantez como ellas en un mundo en que las modelos ampliaban el abanico de ámbitos en los que mostrar su talento.

Anuncios
Anuncios

Por ello, a Gisele podemos verla en los anuncios de las mejores marcas, como la gama de productos Chanel (su famoso perfume nº 5, o su colección de cosméticos) así como para la firma Dolce & Gabbana, o incluso en los de champú de la norteamericana Pantene.

Parece que la imagen de Gisele es capaz de vender lo que se proponga. Con su 1,80 de estatura y su peculiar rostro se ha convertido en alguien imprescindible para aunar su clase y su elegancia a las cualidades de aquello a lo que su figura vaya asociado.

Anuncios

Y eso solo lo consiguen las estrellas. Gisele ya es un mito dentro de la laureada y envidiada profesión de las modelos, y como tal figurará al lado de aquellas que en los años 90 reinaron en las pasarelas como tops que siempre serán referencia. Cindy Crawford, Elle Mcpherson, además de la citadas Claudia o Naomi compusieron un Dream Team que admite poca comparación con otros posteriores y en el que Gisele, de haber coincidido por nacimiento, habría encajado con facilidad.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Pero Gisele no es solo sinónimo de Glamour en las pasarelas o en los anuncios que protagoniza, también tiene su propia línea de sandalias y colabora con la marca Ipanema para comercializarlas por medio de su firma. Es por eso que cuando llegan las fechas de calzado veraniego también es frecuente verla en los cartones publicitarios que las zapaterías tienen a sus entrada o en sus interiores, posando junto a ellos con gracia, con su pelo suelto, al viento que sopla en la playa, o al de los ventiladores habilitados en los platós para simularlo y lograr un cabello dinámico, ya sea en el escenario real o en el artificialmente construido para la ocasión.

En el resultado poco se notará la diferencia y Gisele estará siempre perfecta.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más