Sandro Rey, el vidente, ha salido de la casa de Guadalix con el 36,9 % de los votos, quedando así como el segundo expulsado del Reality en esta edición. El vidente que ha convivido poco más de dos semanas en la casa, ha tenido una última semana llena de conflictos. Sandro entró al concurso con el fin de contagiar de magia a sus compañeros, lo que finalmente no hizo ya que la estancia fue mucho más corta de lo que el vidente había previsto, y no le dio tiempo a demostrar sus habilidades.

Anuncios
Anuncios

Sandro llegó al plató para realizar la típica entrevista a los expulsados, con el conductor de la gala Jordi González, donde el vidente afirma que las diferencias que ha vivido en la última semana con algunos compañeros es lo que ha llevado que él quedara fuera del concurso. Primordialmente se refirió a las disputas con Coman, con el cual no estaban nada de acuerdo. Y en el transcurso de la semana, los enfrentamientos fueron más que fuertes.

De cualquier manera, el vidente quiso quedar bien con todos, así que aclaró que si había herido la sensibilidad de alguien con sus comentarios o actuaciones, pediría disculpas.

Sandro Rey es el segundo expulsado de esta edición
Sandro Rey es el segundo expulsado de esta edición

Sandro reconoció que cometió algunas errores dentro de la casa, pero que fueron a consecuencia de ciertas situaciones que ocurrieron en la convivencia, más que nada debido a sus creencias que son muy diferentes a las de Coman, con quien tuvo los enfrentamientos.

El vidente aseguró que la noche anterior no pudo dormir porque sabía que sería expulsado, bueno en realidad dijo que sabía que la expulsión estaría entre él y Laura Cuevas. Lo que Jordi le confirmó ya que las votaciones estuvieron muy igualadas, y hasta último momento que se cerraron no se sabía con exactitud quién salía.

Anuncios

Jordi le recordó que no le gustan que lo llamen adivino, pero que en la casa a pesar de que dijo que no lo haría, hizo algunas predicciones. El vidente declaró que sus compañeros se lo pidieron pero que él no entró al concurso con ese objetivo. Además aclaró, "si supiera todo no estaría aquí".

Quien sí le dio la bienvenida fue la prima de Kiko Rivera, Anabel Pantoja, quien le dijo que sentía mucho que él estuviera en el plató, ya que debía ser otro de los concursantes el expulsado esta noche.

Además le agradeció por haber cuidado de su primo como lo hizo. Finalmente Sandro se despidió de sus compañeros desde el plató donde les mando "un beso enorme a todos". Y le hizo una referencia especial a Coman, diciéndole que a pesar del enfrentamiento que tuvieron se pidieron disculpas, y que le deseaba lo mejor. A lo que el concursante le respondió "me alegro de que te hayas ido habiendo hecho las paces".

Haz clic para leer más y mira el vídeo