El mejor regalo de estas Navidades para Francisco Rivera y Lourdes Montes ha sido la noticia de que están esperando un bebé. Una fantástica noticia para este año que acabamos de comenzar. La revista Hola es quien ha publicado la información esta semana. Sabemos que ambos querían ser padres y desde que contrajeron matrimonio no han ocultado este deseo. El torero ya sabe qué son las noches en vela, cambiar pañales y dar biberones porque ya tiene una hija de su anterior matrimonio. Cayetana, la hija que tuvo con Eugenia Martínez de Irujo es una joven de 15 años que seguro que estará encantada con la llegada de este nuevo miembro a su familia. Todavía no se conoce el sexo del bebé, pero lo más importante es que venga bien.

Es un bebé muy deseado por ambos y les hace mucha ilusión. Es el primer hijo de la pareja y Lourdes está encantada porque se estrenará por primera vez como mamá. En la entrevista la abogada y diseñadora ha contado que por ahora no tiene ningún antojo y que sufre los malestares propios de las embarazadas como cansancio.

Muchas han sido las mujeres que ha conquistado Francisco. Pero tras su divorcio de la Duquesa de Montero, sólo Lourdes ha sido la mujer que lo ha llevado de nuevo al altar. Primero se casaron por lo civil y tras conseguir la nulidad eclesiástica del primer matrimonio del torero con Eugenia Martínez de Irujo, celebraron una boda religiosa en la Hermandad de la Esperanza de Triana. Esta boda ocupó muchos minutos televisivos y muchas páginas en las revistas del corazón.

Vídeos destacados del día

Su hija Cayetana fue la madrina en las dos bodas. Llamó mucho la atención el vestido de novia porque fue diseñado por la misma Lourdes. La vida amorosa del torero que había tenido hasta este momento quedó en segundo plano. Atrás quedaron sus noviazgos con Carla Goyanes, Blanca Martínez de Irujo o la bailaora Cecilia Gómez y el "romance" con Elisabeth Reyes y otras famosas televisivas. El bebé que tendrán en sólo unos meses unirá si cabe aún más al torero y a la abogada sevillana. ¡Felicidades papás!