Quince son los años que Zeppelin TV lleva con su programa "Gran hermano" en antena. En este tiempo hemos visto de todo. Ediciones anónimas u otras VIP en las que los concursantes son más o menos conocidos mediáticamente. La cadena ahora afirma haber conseguido remontar la audiencia con su temporada, recién estrenada, VIP, donde de momento ha habido de todo y no siempre bueno. Ha habido expulsiones, como las de los Chunguitos por unos desafortunados comentarios racistas y homófobos. Otros, como Kiko Riverainsisten en lo mucho que extraña a su madre e hijo y Belén Esteban que se cree el dios de la casa, de España y del mundo mundial.

Tras la expulsión de Olvido Hormigos, ahora deben buscar otra cabeza de turco. Las diferencias entre los concursantes, cada vez, se hacen más latentes. Esta semana, con los cambios habidos en las nominaciones tras salvar a Kiko Rivera, las confabulaciones se disparan. De momento, Víctor Sandoval, que el domingo pasado al conocer su nominación amenazaba con irse del programa, lleva unos días de críticas e investigación dentro de la casa. No es el único que ha amenazado con abandonar el programa. También Kiko lo ha hecho e incluso la Esteban afirmó que abandonaría la casa si Olvido no salía expulsada en el programa anterior. Lo que sí queda claro es que todos tienen la estrategia de dar lástima o conseguir continuar en la edición a base de amenazas de abandono por parte de los concursantes más conocidos en la Televisión

Mañana jueves, se sabrá a quién apoya el publico y como se queda la casa tras la expulsión de uno de los nominados. Laura, Victor, Sandro o Coman, están ahora en manos de la audiencia. Aún no sabemos, si tras la expulsión de los Chunguitos, alguien entrará en la casa en su lugar. Quizá este jueves conozcamos más detalles y si un nuevo famosillo televisivo comenzará su andadura en el programa, que después de tantas ediciones, ha recuperado un poco el interés de la gente por el morbo de los participantes en esta temporada de GH.