Elsa Pataky y Chris Hemsworth han decidido abandonar la meca del Cine debido a la gran presión mediática que sufren. La pareja se ha mudado a Australia para preservar la intimidad de sus hijos. En los últimos meses la pareja, en realidad más Elsa, ya que es quien está más en casa, se ha sentido acosada por los medios, ya que han comentando que no pueden ni siquiera ir a tirar la basura sin que los están fotografiando.

Por ello han decidido comenzar una vida nueva en Byron Bay, un pueblo costero en el país natal del actor. Tanto la actriz como su marido siempre han impuesto sobre todo su comodidad en el plano privado y no le importa viajar para cumplir con sus respectivas vidas profesionales. Pero sí prima, sobre todo, la intimidad de sus hijos, a quienes han dicho que no puede llevarlos al parque o de paseo sin que sean perseguidos por paparazzis para tomar unas imágenes.

Por eso han decidido que la familia se muda a Australia, así los hijos de ambos, India de 2 años y los gemelos Tristan y Sasha de 8 meses, podrán hacer una vida dentro de lo cabe más normal, sin ser perseguidos por los medios de comunicación las 24 horas.

Para ello la pareja se ha comprado una mansión valorada en 6 millones de euros, la cual se encuentra en una de las costas más importantes de Australia.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Chris, en una entrevista que le realizó la revista People cuando fue elegido el hombre más sexy del mundo, aclaró que él es una persona muy hogareña, y todo el tiempo que puede prefiere pasarlo en casa con su familia, con tranquilidad y en paz.

Fuera de los compromisos profesionales, la pareja se expone en muy pocas ocasiones en público, pero sí lo hacen en las redes sociales, donde Elsa publica fotos de su familia.

Por ello consideran que no estar en el centro de mira será muy favorable para los pequeños de la familia. La nueva mansión cuenta con un parque de grandes dimensiones y bien condicionado para que los niños puedan disfrutar, además de encontrarse cerca de la playa, la cual podrán disfrutar con bastante privacidad.

La pareja se mudó a la nueva mansión a mediados de diciembre, y en la misma pasaron la nochevieja junto con ambas familias, donde despidieron el año con una gran "fiesta hippie" a orillas del mar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más