Tras el éxito de las originales campanadas de fin de año que retransmitió Canal Sur desde la ciudad de Almería, en las cuales, muchos andaluces se tomaron las uvas al ritmo de un anuncio de motociclismo, no se ha hecho esperar el rodar de las cabezas. Aunque, según las declaraciones oficiales de Canal Sur, el peso del error recae, como siempre, sobre tres "curritos" de la parte baja del escalafón, el primero en dimitir ha sido, ni más ni menos, que uno de los directivos de la cadena andaluza. José Luis Pereñíguez, que así se llama el directivo en cuestión, dimitió ayer antes de que se ponga fin a la investigación y cayeran sobre él las toneladas de uvas que se quedaron intactas, en Andalucía, el día 31.

Desde Canal Sur aseguran estar enormemente consternados y han pedido perdón al pueblo andaluz por haberlos dejado sin uvas de fin de año. Han explicado que todo se debió a un fallo de programación y que al darse cuenta del error se trató de recuperar la conexión manualmente sin mucho éxito. Este tema tiene fácil solución, el año que viene, simplemente, los andaluces engullirán sus uvas con otra cadena y punto, pero siempre hay quién se toma las cosas a la tremenda. Un error, lo tiene cualquiera, por eso somos humanos. Sin embargo, desde la provincia de Almería se le reprocha a la cadena el haber convertido a la ciudad almeriense en el "hazmerreír" de fin de año, haciendo que toda España se enterara de la "metedura de pata" en cuestión de minutos, dada la abundancia de móviles con conexión a internet.

Vídeos destacados del día

"Twitter" mantiene a día de hoy la tendencia Canal Sur como uno de los temas estrella, pero es que hay que entender que a los españoles nos gusta el cachondeo y aprovecharemos cualquier cosa para reírnos un rato. El pitorreo no tiene nada que ver con Almería ni con los almerienses, sino con una cadena andaluza que tiene por costumbre hacer programas de niños cantando coplas y contando chistes malos.

Desde Almería aun así, se sienten un tanto heridos, pues hacía más de dos décadas que no se retransmitían las campanadas desde su ciudad, siendo además un año conmemorativo del Reino de Almería. Almerienses, desde Andalucía se os quiere, no os lo toméis a mal y sumaros a las risas. Feliz año 2015.