Cristina Pedroche ha estado en boca de muchos últimamente por cualquier cosa sin importancia. Desde los comentarios a favor por el cambio de look y su color de pelo ahora rubio hasta críticas por su vestido el día de Nochevieja o por su aumento de peso. Estos últimos han pasado la barrera de educación y respeto a su persona. Hace poco, en Twitter fue trending topic el hashtag "#laballenadeVallecas", en referencia a la presentadora de Televisión.

Algunos de sus seguidores salieron en su defensa, pero otros que antes eran unos fanáticos del icono de laSexta, ahora no hacen más que estar en su contra. ¿Acaso es normal que una persona deje de caerte bien porque haya aumentado la talla?

La presentadora ignoró los comentarios, y tan sólo comentó en su blog que a ella lo que realmente le importaba eran los comentarios de su familia y seres cercanos, sin perder los papeles por los insultos recibidos vía Twitter y otras Redes Sociales.

 Ella está contenta con su cuerpo y lo demás es secundario. Atacar a las personas por su físico es la última tendencia cuando algunos famosos mantienen discusiones con pocos fundamentos. Si no, podemos tomar cualquier ejemplo de los encontronazos entre las tronistas de Mujeres y hombres y viceversa, Sálvame o cualquier programa de Telecinco.

Aunque su cuerpo haya presentado un cambio, nadie conoce los verdaderos motivos, ni tampoco es quién como para decirle a ella lo que tiene que hacer o cómo tiene que controlar su cuerpo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Televisión

Aparte de esto, la mentalidad y el canon de belleza del momento cada vez se acerca más al aspecto enfermizo y a las tallas de muñeca, y es un tema que debería preocuparnos. Deberíamos plantearnos hasta qué punto hemos llegado como para tachar de "gorda" a una persona que está estupenda. Puede que no utilice una talla 32-34, pero es que hace años estas tallas ni existían en las tiendas; ahora mismo, encontrar una talla 42 dentro de las marcas de Amancio Ortega es una tarea difícil, excepcionalmente podemos dar con una 44.

No olvidemos que la finalidad de cuidar nuestro cuerpo es sentirnos a gusto con nosotros mismos y mantenernos saludables. Ah, y por cierto, otra cuestión que me ronda por la cabeza siempre que veo situaciones así...: ¿por qué ellas son tan criticadas cuando aumentan unos gramos y los cambios físicos de ellos siempre pasan desapercibidos entre las críticas...? 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más