Todos los años contamos con alguna que otra anécdota sobre la emisión de las campanadas, pero este 2015 que acaba de entrar va a dejar mucho de qué hablar con el tremendo "campanazo" que anoche se produjo en Canal Sur. Los encargados de dar la entrada al nuevo año en esta cadena fueron el chef Enrique Sánchez y la actriz Ana Ruiz. Todo marchaba correctamente, minutos antes de las 12 ambos explicaban el procedimiento, como siempre ocurre en todas las cadenas (no vaya a ser que se repita la metedura de pata de Marisa Naranjo en el 1989, cuando convirtió los cuartos en campanadas).

Todo listo, el reloj ya en pantalla, pero de repente, antes de poder oír el característico sonido del repicar previo a las campanadas, se pasó a publicidad. Cuando se retomó la emisión ya iban por la segunda uva. Si parecía que las familias espectadoras de este canal podían medio arreglar el desaguisado, la ilusión desapareció cuando volvieron a poner otro anuncio (el cual cortaron a la mitad), y retomaron las campanadas ya en la décima. No había nada que hacer, este año los andaluces se comieron las uvas después de las uvas.

En el caso que hemos comentado anteriormente, o en otros como pudo ser en "Feliz 1964" de Carmen Sevilla cuando en realidad era 1994, las redes sociales no tenían presencia en nuestras casas. Pero ahora todo es diferente, y desde la gran pifia, el twitter está plagado de crítica y reproche por parte de los andaluces, y sobra decir que también de una buena dosis de humor sarcástico, que se estila mucho en nuestro país. Una hora después de las campanadas, desde la cuenta de twitter de la cadena, pedían disculpas y aseguraban que iban a emprender acciones legales contra el responsable de tremendo error. Incluso los presentadores pidieron disculpas, aunque ellos no tuviesen culpa alguna.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

Veremos cómo se desarrolla durante estos días el tema, pero seguro que las demás cadenas van a alimentarse con el error ajeno durante bastante tiempo. Habrá que ver sobre quién recae la responsabilidad, y si tan solo fue una metedura de pata o hay algún interés más detrás. Los supersticiosos este año habrán empezado con mal pie, pero que no se preocupen, que mejor es comérselas tarde que nunca.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más