La fiesta de anoche puso de manifiesto que a Coman le aburren las fiestas, al menos esa es la percepción que tuvieron algunos de los concursantes, sobre todo Ares Teixidó, que ha mantenido una conversación con Fede mientras fregaban los platos del desayuno. Y es que mañana es día de nominaciones en GHVIP y con 100.000 euros de premio y tanto famoso con dificultades económicas, los concursantes ya están empezando a mover sus fichas: ninguno quiere ser nominado y la mayoría de ellos no soportan a algunos otros.

Ares no se queda quieta y hoy ha comenzado a mover fichas, mientras estaba con Fede. El tema de conversación no ha sido otro de Coman, una persona que, según Ares, solo "quiere ser el centro de atención".

Pero, según nuestra VIP, esto es algo sabido por todos. Coman, sostiene Ares, no se divirtió anoche en la fiesta por una simple razón: no era el centro de atención.

La conversación dio comienzo cuando, desde la cocina, escucharon hablar a Coman acerca de su onanismo. Resulta que Sandro Rey afirmó que Coman era onanista y empezó a reírse y a hablar de sí mismo. Cuando Ares escuchó al guineano, dijo que ya estaba con su discurso de siempre. Es evidente que a Ares no le cae muy bien Coman.

Pero a Fede no le parece tan grave la actitud de Coman. Al contrario, la que no le gusta es la de Ares, por eso, antes de que la muchacha continuara le ha parado los pies: "Cuando los demás hablan de ti, has ganado". Y esto lo ha dicho después de afirmar que quien habla de los demás es porque no tiene nada interesante que decir.

Vídeos destacados del día

Por supuesto, Fede ha soltado sus palabras que de tal modo que Ares se ha sentido avergonzada y se ha callado. El italiano, viendo que la situación se iba a volver incómoda de forma inminente, ha hecho una jugada maestra y ha cambiado de tema. De este modo, han mantenido la conversación mientras continuaban fregando los platos. No obstante, Ares se ha mostrado más prudente.

Pero Fede es más listo de lo que parece y, tras esta conversación ha comenzado a intentar ligar con Ares. Así le ha dicho: "A mí no me gusta llamar la atención". Ares, al criticar a Coman, le ha mostrado a Fede, sin percatarse de ello, el tipo de persona que no le gusta, a la vez que le ha dejado ver el tipo de persona por las que se decantaría: las personas discretas. Y el italiano ha aprovechado esa información para llevar a la muchacha a su terreno.