La justicia ha fallado, más concretamente el juez nº 2 de lo penal de Cádiz, por el accidente que sufrieron Ana Torroja y Esther Arroyo en octubre de 2008. Algo más de 450.000 euros percibirá Ana, una cifra bastante alejada de lo cinco millones de euros que solicitaba.

Anuncios
Anuncios

En el caso de Esther, 252.000 euros será la cuantía de su indemnización frente a los 542.000 euros que pedía.

Según ha dictado la sentencia, el conductor del otro vehículo cometió una falta leve por imprudencia con resultado de muerte, en un concurso ideal que tuvo 5 faltas de lesiones. Esto le acarreará una multa de dos meses con una cuota diaria de seis euros. Además de esto tendrá prohibido conducir automóviles y ciclomotores durante un año.

Esther Arroyo, al fin cobrará la indemnización
Esther Arroyo, al fin cobrará la indemnización

El conductor no atendió a las condiciones de la vía ni tampoco al mal tiempo que reinaba aquella mañana de fuerte lluvia y viento, y como consecuencia de su exceso de velocidad, dio un volantazo a la izquierda para no salirse de la calzada por el lado derecho, colisionando con la Chrysler Voyager donde viajaban entre otros las artistas; el resultado del accidente tuvo gravísimas consecuencias, uno de los ocupantes falleció y  el resto de los ocupantes del monovolumen resultaron heridos de gravedad.

La carrera de Esther Arroyo y Ana Torroja sufrió un brusco parón a causa del accidente, con una lenta recuperación tanto mental como física de las heridas sufridas.

Anuncios

En el caso de Esther Arroyo, los problemas de movilidad que arrastra como gran secuela, le han impedido volver a la televisión, lugar donde desarrollaba su trabajo, siendo una cara muy conocida por su presencia en programas de variedades y concurso. Ana Torroja también ha tenido que pasar por las secuelas del grave accidente.

Una imprudencia al volante ha causado innumerables problemas e incluso una pérdida humana. La indemnización ayudará a paliar en alguna medida los gastos por el tratamiento recibido, pero no ayudará desgraciadamente a borrar las heridas sentimentales de estas dos mujeres y sus acompañantes, el accidente les cambió la vida para siempre.

Haz clic para leer más