En el mundo agitado en el que vivimos, el escepticismo gana diariamente las batallas: eso ocurrió cuando Susan Boyle se postuló como concursante en la tercera temporada del programa de Televisión británico Britain's Got Talent, el 11 de abril de 2009.

Anuncios
Anuncios

Todos pensaron: "Con esa apariencia y edad no va a llegar a ningún lado"; pero esa situación estaría a punto de cambiar cuando público y jueces parecían estar hipnotizados con "I Dreamed a Dream" del musical Los miserables. La respuesta: la ovación inmediata y el "sí" de los jueces Simon Cowell y Amanda Holden, y el "mayor sí que he dado a nadie" de Piers Morgan.

Susan Boyle, ya con 53 años, parece que continuará asombrando a sus seguidores; pues después de muchos años de espera ha encontrado a su primer novio un médico de Connecticut.

Susan Boyle ya tiene novio
Susan Boyle ya tiene novio

Lo conoció en su reciente gira musical por Estados Unidos y los planes son que la visite pronto en Escocia y poder disfrutar mutuamente de la compañía. La inigualable y tímida cantante ha encontrado en él al "perfecto caballero" y a la persona especial, digno de recibir el primer beso.

Boyle y el médico están muy felices de haberse conocido. La cantante, que una vez fue voluntaria de una iglesia de un pequeño pueblo escocés, guarda como un preciado recuerdo el día que lo encontró en un hotel en Clearwater en Florida.

Anuncios

Fue como un bálsamo entre la intensidad de trabajo de una racha de lanzamientos discográficos exitosos.

Las presiones del mundo del espectáculo no han sido fáciles para ella. A pesar de lo gratificante que resulta haber recibido un doctorado honorario, el amor del público que cada día se enfilan más entre sus seguidores, y el honor de cantar para el papa Benedicto XVI; la atención nacional después del concurso que la lanzaría a la fama la han llevado a recibir tratamiento por agotamiento nervioso.

Después de su disco debut "I Dreamed a Dream", Boyle comenzó a dar muestras extrañas de comportamiento. Solo en la preventa del 4 de septiembre de 2009 casi 3 meses antes de su publicación, se convirtió en el álbum más vendido (En Reino Unido: 450.000 copias en un mínimo tiempo, solo superado por Leona Lewis; y Estados Unidos: 700.000 en su primera semana rompiendo el récord del más alto debut de la historia superando B'day de Beyoncé). En ese mismo año, los médicos amparándose en la Ley de Salud Mental, la ingresaron en el centro psiquiátrico The Priory, en Londres.

Anuncios

Las conclusiones clínicas de los especialistas apuntan, finalmente, al padecimiento del síndrome de Asperger, una forma de autismo. Susan Boyle contra todo diagnóstico ha encontrado una mejor solución: refugiar su fe en Dios y en el romance.

Haz clic para leer más