Tras la denuncia por parte de la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia, puesta al programa "Sálvame" de Telecinco, acusando el espacio presentado por Jorge Javier Vázquez, de no ser adecuado para ser televisado en un horario infantil, por las continuas alusiones al sexo por ejemplo, el día 22 de diciembre comienza una nueva etapa para el programa del corazón tan popular. Tras los continuos rumores de que Sálvame iba a ser totalmente suprimido, se ha llegado a un acuerdo, y el programa va a estar dividido en dos espacios totalmente diferentes, llamados Sálvame Naranja y Sálvame Limón, que se caracterizarán por su hora de retransmisión distinta.

Anuncios

No era el primer aviso de denuncia que ya había recibido el programa por parte de esta institución, sin embargo, hacían caso omiso a las amenazas introduciendo en su espacio del corazón contenidos no aptos para todos los públicos. Viéndose obligados a suprimir el programa o a adaptarlo, finalmente han optado por esta última alternativa, de tal modo que "Sálvame" quedará distribuido de esta manera: el espacio denominado Sálvame Limón será emitido de 16:00 a 17:00 h., con contenidos aptos para niños, aunque las conversaciones entre los diferentes colaboradores se retransmitirán durante este periodo.

Sin embargo, a partir de 17:00 a 20:00 h., el programa deberá reducir su tono "polémico", espacio denominado como Sálvame Naranja.

El presentador Jorge Javier Vázquez dio las gracias a todos los espectadores que cada tarde los veían en televisión, dispuesto a mejorar su programa y sin miedo a decepcionar a nadie con estos nuevos cambios que les han sido impuestos. Pero aquí no acaban todos los problemas para el programa puesto que Sálvame está siendo investigado actualmente por dar publicidad, catalogada de encubierta, tras la retransmisión de un espacio dedicado a la salud y al bienestar.

Anuncios

Si la investigación saliera positiva, supondría para el programa una multa que podría ir desde los 100.001 euros hasta 500.000 euros. Por este motivo, a la entidad de Mediaset España se le ha otorgado un plazo de 15 días para poder defenderse.