Aunque empezó sus emisiones en TV3 el 16 de febrero de 2006, es decir, hace casi nueve años, el equipo del programa “Polònia” de TV3 celebra su décimo aniversario. Ello se debe a que ya habían empezado el programa tal cual en Televisión en 2004 en el canal City TV (actual 8 TV). Antes, en el 2000, empezaron en la radio, en RAC 1, con “Minoría Absoluta”.

Pocos meses después, pasaron a TVE, formando parte de una sección del programa “Las cerezas” de Julia Otero, donde parodiaban a los políticos en “El microondas”. Tenían éxito, pero recibían quejas de políticos y de partidos exigiendo su retirada. En el 2005 ficharon por Antena 3 TV para hacer el programa “Mire usté”, donde ya tenían más tiempo para estas parodias, pero la audiencia española no lo comprendió bien, aparte de las nuevas quejas de políticos y de partidos, y en dos meses acabó. En 2006 empiezan el “Polònia” en TV3 y ahí ya no tuvieron problemas. Empezaba casi una década de geniales parodias, algunas de las cuales te siguen haciendo reír aunque las hayas visto mil veces.

Toni Soler es el director del programa. Periodista, historiador y un poco de todo. Los actores habituales son Queco Novell, Cesc Casanovas, Bruno Oro, Agnès Busquets, Toni Albà… Han hecho suyos los personajes que han parodiado, sobre todo Albà, que convirtió su caricatura del Rey Juan Carlos I en familiar. Ya le había parodiado cuando Andreu Buenafuente trabajaba en TV3, pero las quejas de políticos le obligaron a retirarla. Ya en “Polònia”, esas quejas desaparecieron.

Cada país tiene su sentido del Humor y su idiosincrasia. Ello se nota en la recepción de los programas mencionados antes del “Polònia”. El público catalán, más tolerante ante ciertas cosas que el español, parece indecente, acogió el humor políticamente incorrecto del “Polònia” con audiencias altas.

Desde que empezó, cada jueves por la noche, que es cuando se emite en TV3, compite con toda clase de programas que en España arrasan, como “Gran Hermano”, la serie “Cuéntame cómo pasó”, toda clase de galas musicales o de lo que sea… Da igual, la audiencia catalana prefería ver la última parodia del Rey, de Acebes, de Mas, de Carod-Rovira, de Montilla, de Zapatero, etc. y les daba el nº 1 de audiencia en Catalunya.

Cuando empezó a emitirse, estaba el tripartito en el poder. Al ganar Artur Mas en 2010, se creía que “Polònia” tenía los días contados, pero el sentido del humor de los líderes catalanes al salir en el programa ellos mismos con sus imitadores o hacer de ellos mismos en sketches, les ha salvado.

Lo que ha pasado recientemente con el PP catalán, al que no le hizo gracia la parodia de “El hundimiento” con Rajoy, más bien es una mera anécdota, no sabemos si por cambio de estrategia electoral o lo que sea. Toni Soler y su equipo respondieron de manera genial auto-parodiándose con la misma escena de película parodiada.

Cuando dejó Acebes la Política, los guionistas sacaron una web pidiendo su “salvación”, como si fuera una ballena en extinción, pues les daba para muchas parodias geniales, como la del anuncio de Bruce Lee. O las retiradas de Montilla y el Rey, un poco de lo mismo. Pero la actualidad seguirá dejándonos grandes parodias, que en YouTube podemos encontrar y disfrutar. Un ejemplo, cuando el Rey y Felipe dicen palabras que son censuradas y sustituidas por la palabra “Campamento”: “Irse de (campamento)”. ¿Era irse de… eso? Pues no; era irse de maniobras, militares, claro. Lo sutil elevado a la máxima categoría del humor. Per molts anys, Polònia!