Bastó que la Comunidad de Madrid y el Centro Nacional de Inteligencia negaran todo oficialmente y que el Estado presente una querella en contra de las versiones que el "pequeño Nicolás" había dado en su primera entrevista en "Un tiempo nuevo" de Tele 5, para que empezara a tambalear a su vez las versiones de los perjudicados, como el presidente de los empresarios madrileños Arturo Fernández y su descanso "reclinado" en el sofá del chalet del "pequeño Nicolás", y obligando al mutismo y a la invisibilidad pública al Secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.

Anuncios
Anuncios

Ahora lo conocemos como Francisco Nicolás Gómez Iglesias, "el pequeño Nicolás" que realmente no era tan pequeño como imaginábamos, todo indica que continuará en su carrera a contracorriente para dejar en evidencia temas que quizás afecten no sólo a situaciones políticas sino las que se cuezan alrededor; Javier Negre, periodista investigador de El Mundo, dedicado en exclusiva al caso de "el pequeño Nicolás" asegura y afirma que "está claro que tiene material sensible que puede que afecten a varias figuras del gobierno" palabras propiamente dichas por el joven en sus entrevistas. Un hecho que tal vez se traduzca en que el más ferviente pupilo del Partido Popular se haya convertido en uno de los más temidos del gobierno.

Hay quienes creen que detrás del Caso Nicolás hay una trama mucho más complicada que llegó a ser tan íntima como ilegal que en algún momento se torció y que por ello decidieron deshacerse de él; ¿cuántos Nicolás habrán pasado por las filas de los partidos políticos encargados de gobernar y habrán sido material de desecho después de haber cumplido los "objetivos" o finalidades para lo que fueron adiestrados? ¿y cuántos habrán llegado a los límites máximos que sus "habilidades" o "padrinos", si los tuvieran, les hayan podido permitir?

El talón de Aquiles de este caso es que quienes rodeaban a Nicolás adulando su personalidad negociadora y agazapante a tan corta edad, no contaban con que tenía un teléfono móvil, cámaras y redes sociales que supo utilizar muy bien; un cóctel explosivo que puso en práctica para llamar la atención de todo un país; un fenómeno social no siempre en el buen sentido, que hasta los medios de comunicación miden sus fuerzas y se frotan las manos por conseguir una entrevista en programas de bajo rating y conseguir audiencia a costa de las declaraciones del joven madrileño, están dispuestos a pasar del líder de Podemos, Pablo Iglesias, y tentar a través del ya no tan "pequeño Nicolás" para que la siguiente en sentarse en las silla de entrevistados sea su amiga y máxima defensora conocida como "la pechotes". Un contrato que Mediaset está aún por definir, por lo que vayamos acostumbrado a llamarla por su nombre, Isabel Mateos, que es lo que nos toca para los próximos días en que quizás nos dé una sorpresa en "Todo va bien" de Cuatro.

Haz clic para leer más