A Melendi se le complica el panorama en la televisión. Una cadena de las grandes española tenía previsto contratarle para que fuera una de las caras del mismo, tras su incontestable éxito en el programa "La voz". Las negociaciones, de hecho, habían comenzado, pero los directivos de la cadena han decidido romper con el cantante y su representante, tras considerar que los últimos acontecimientos del cantante con el juego y las malas compañías con que se relaciona pueden ser un riesgo para la imagen del programa si ocurriese algún hecho parecido o más grave.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

De esta manera la cadena se cubre las espaldas en caso de que pudiera verse inmerso el asturiano en algún incidente del mismo tipo o mayor. Los incidentes que han tenido lugar en las últimas fechas hacen su contratación de alto riesgo, destacando la emboscada de la que fue objeto por varios coches en una autovía y que, sorprendentemente, no denunció ante la Guardia Civil, apuntando a que puede deberse a una deuda de juego.

El juego, precisamente, es el principal causante de los problemas del artista. Según compañeros de profesión, tanto de la música como de la televisión, a Melendi se le ha solido ver jugando al póquer con asiduidad, siempre le ha gustado. Menos gente sabe que esa afición llegaba hasta el punto de ser asiduo visitante de un chalet de Torrelodones donde se jugaban partidas de hasta 100.000 euros, donde se solían juntar personas de la alta sociedad, futbolistas, jueces y demás amantes del juego.

Al parecer, los responsables de la voz sabían de las visitas del cantante al chalet pero desconocían que quizás su afición tenía más lugares donde ejercerla y no con las mejores compañías. De momento, el famoso cantante ha declinado hacer declaraciones sobre este tema, que por lo visto le está suponiendo más problemas que otra cosa.

Vídeos destacados del día

Hace pocas semanas hablaba con Risto Mejide sobre su vida y parecía bastante tranquilo, una vez resueltos sus problemas del pasado que llegaron hasta el punto de tener que regresar al aeropuerto su avión que iba destino a México por el estado de embriaguez que llevaba. Ahora parece que el problema es otro y deberá afrontarlo si quiere seguir siendo atractivo para la televisión.