El domingo, la invitada especial de 'Viajando con chester' en Cuatro, fue Marta Sánchez. La entrevista transcurrió con normalidad, a excepción de los ya típicos coqueteos de la cantante, por su forma de ser, con el presentador Risto Mejide. Lo que destacó de la entrevista, fue el descaro, a la vez que sinceridad, con la que contestaba a las preguntas. A modo general, se pudo ver a una nueva Marta Sánchez, cansada de su personaje famoso, y dispuesta a enfrentarse a su nuevo "yo".

Marta Sánchez se sentó en el famoso sofá al principio con algo de timidez, estado que cada vez se pudo ver acentuado por el frío que tenía, que tuvo que ser paliado hasta con una manta que le trajeron sobre la mitad del programa.

Tras llevar 28 años en el mundo de la música, la cantante confesó que esta cansada de la imagen que se tiene de ella, y que se le caracterice más por su forma de ser que por todo el trabajo que llevar a lo largo de todos estos años.

Entre las declaraciones más íntimas que esta diva musical nos desveló fue su posado en la revista Interviú, del cual se arrepiente además de que ella no quería que salieran a la luz. Sin embargo, lo que más le afecto fue el dolor que le conllevó a su padre, ya fallecido, que estuvo por ese motivo, bastante tiempo sin dirigirle la palabra. Otros de los testimonios más llamativos, fue que tan solo ha recibido la cifra de 6.000€, del éxito de 'Colgando en tus manos' que la artista cantó con Carlos Baute, cuando reclamó su contrato para ver el verdadero dinero que le correspondía la mandaron a callar.

Vídeos destacados del día

Uno de los momentos más graciosos de la entrevista que protagonizaron estos dos grandes, fue cuando la cantante confesó que fue invitada a un acto oficial con el rey, y que se vistió con un vestido rojo algo corto por lo que no le dejaron pasar. También comentó, tras la pregunta de a quien votaría en las próximas elecciones, que no lo sabía a quien votar tras todo lo sucedido en España, pero que en las pasadas elecciones dio su voto al Partido Popular.