Todo parecía que fuese a ir de perlas en el nuevo Reality show que se está emitiendo en Chile, Amor a prueba... Pero como en todo programa televisivo, las pautas del programa están hechas y pensadas para cumplir un objetivo, que es impedir que la pareja siga tan enamorada como hasta ahora.

Anuncios
Anuncios

Ellos, por el contrario, deben demostrar que su amor todo lo puede y que la pareja no se deshará ante ninguna situación que la intente poner en peligro.

Hasta el momento, Tony Spina y Oriana Marzoli estaban demostrando que se encontraban más cómodos y preparados que nunca, y no tenían dudas sobre su relación. Pero hace poco ha surgido un pequeño inconveniente: una de las chicas que intentará distraer a Tony y a sus ideas es la conocida exparticipante de programas de Telecinco como Gran Hermano y Mujeres y hombres y viceversa, Liz. Esta mujer, por si a alguien no le suena su nombre, es una súper morenaza con unas curvas exhorbitantes y cualidades más que de sobra para impresionar a cualquier hombre.

Liz saca todas sus armas, ¿se llevará a Tony?
Liz saca todas sus armas, ¿se llevará a Tony?

Los enamorados han confesado que comienzan a sentir celos al ver las actuaciones de las personas que están ahí para sacar todas sus dotes y esto puede ser algo muy peligroso -ya todos conocemos el carácter impulsivo de ambos, sobre todo de ella, y las consecuencias que puede traer una fuerte discusión en medio del reality-. Quizás esto signifique que Oriana, por una vez en su vida, sabe que las posibilidades entre ambas hembras están igualadas y no se siente superior a su rival, aunque sigue teniendo cierta ventaja pues su novio está enamorado de ella y no de su contrincante.

Anuncios

La aparición de Liz en el reality chileno ha sorprendido a la audiencia, puesto que hasta hacía poco se mantenían los rumores sobre su relación sentimental con Carlos Maturana, un chico 10 que ha sido Míster Universo y pretendiente de Mujeres y hombres y viceversa. Se pensaba que la extronista estaba todavía con él, después de superar el bache de la casi relación con su tronista Leo. Liz ha llegado pisando fuerte y pretende romper a la pareja, aunque todos sabemos que detrás de las cámaras es todo puro negocio económico, y las historias televisadas andan bastante lejos de buscar el amor.

Haz clic para leer más