Desde que sus Famosos padres adoptivos se divorciaron Nicole Kidman y Tom Cruise, Isabella, se quedó en la residencia de su padre en Beverly Hills en el año 2001, muchas cosas han pasado desde entonces. La chica decidió abrirse camino y se residenció en Londres donde comenzó los estudios en una renombrada academia en la que cursó estudios de peluquería durante 30 semanas por un coste de 24.000 dólares (19.000 euros). Ahora ejerce su profesión en el prestigioso salón de la academia donde se graduó "Vidal Sassoon" de Londres.

"Isabella ha estado concentrada en su trabajo y no da ninguna importancia a los padres que tiene.

Algunos de sus compañeros de trabajo ni siquiera lo saben". Lo dijo así una publicación del periódico The Sun. La joven trata de ser una más, siendo muy discreta no mencionando quiénes son sus padres.

Desde que inició su andadura sola, sin la compañía de sus padres, ha dejado de lado la cienciología de la que Tom Cruise es un incondicional seguidor, ha ido marcando su propia forma de vivir, buscando amistades nuevas y ensanchando sus sueños y metas como toda una joven de su edad.

Siempre ha hablado de su buena relación con sus padres y hermano Connor de 19 años. Ha dicho que ama a su madre, que es genial, y que son una familia unida, sin embargo no han quedado demostradas sus palabras cuando en septiembre murió Antony Kidman padre de Nicole, a causa de un infarto y ni ella ni su hermano estuvieron a su lado en tan triste momento.

Vídeos destacados del día

Se esperaba que viajaran a Sídney, cosa que no ocurrió. "Es muy triste que los chicos se mantuvieran alejados en un momento en el que Nicole los necesitaba", lo comentó alguien cercano a la familia al portal Radar Online.

Cuando Tom Cruise y Nicole decidieron poner fin a su matrimonio, para ella fue un duro golpe saber que sus hijos Isabella y Connor se decidieran vivir con su padre en lugar de quedarse a su lado, sin embargo, se recuperó de tan duro golpe y siempre albergó la esperanza que regresaran a su lado, pero eso nunca ocurrió. Hoy Isabella es una chica que trata de abrirse camino, demostrando su valía por sí misma y no por los apellidos famosos que tiene y que seguramente le facilitaría mucho su vida, cosa que al parecer no quiere.