Walter White (Breaking Bad): El Personaje que tan magistralmente ha interpretado Bryan Cranston pudo haber sido protagonizado por John Cusack o Mathew Broderick. Como el tiempo lo ha demostrado la negativa de estos dos actores ha sido buena para la serie.

Piper Chapman (Orange is the new black) : Katie Holmes (ex de Tom Cruise) pudo haber interpretado el papel protagónico de este gran éxito de Netflix, pero declino hacer la serie por una agenda ocupada, según ella. Esto lo agradece Taylor Schilling, que está ante un papel que le ha dado un impulso considerable.

 Michael Scott (The Office) : Paul Giamatti estuvo muy cerca de interpretar a este loco jefe de la serie The Office pero declino el papel, Steve Carell le da las gracias, pues es una serie que lo consagró.

Dana Scully (Expediente X): Aunque parezca difícil de creer Pamela Anderson (la vigilante de la playa más famosa), estuvo apunto de ser la agente Scully, en aquel momento estaba en el zenit de su carrera, Gillian Anderson agradeció que al final se optara por una actriz de físico más normal.

Buffy Summers (Buffy Cazavampiros):  Katie Holmes vuelve a ser la protagonista de otro papel perdido, no quiso realizar la serie por terminar sus estudios en el instituto, al final el papel fue a parar a Sarah Michelle Gellar.

Kate (Perdidos): Cobie Smulders hace no mucho tiempo confesó que fue a una audición para el papel de Kate en la serie Perdidos, al final no tuvo demasiada suerte y el papel lo obtuvo Evangelina Lilly. Afortunadamente Cobie tuvo el papel en "Como conocí a vuestra madre" por lo que no se puede quejar precisamente.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

Estos son los casos más sonados o que han llegado a la opinión pública de una manera u otra, pero estamos seguros que una buena lista de casos no los sabremos nunca o quedarán ocultos. En ocasiones las negativas son por ser actores cotizados y con agendas imposibles o problemas personales, otras veces se trata de proyectos modestos y en los que no confiaban los actores, esto ocurrió con el caso de Paul Giamatti. The Office comenzó en su versión americana como una versión copiada íntegramente de la inglesa y con objetivos modestos, en la actualidad pese a la buena crítica de la original inglesa, la famosa es la versión estadounidense. 

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más