Vaya con el jueves que pasó Paula en la Gala de Gran Hermano 15. Nadie se esperaba que el torero Luis se fuera de la casa, todos apuntaban a la prima Alejandra. Tras la salida de Luis, Jonathan y Alejandra volvieron a la casa y Paula, como siempre, haciendo su teatro. Lloraba y lloraba, claro, se quedaba "sola", sin su "hermanito". Vimos a Paula ir a la cocina y frente a los espejos lloraba más, de pronto ya no lloraba y reía, cuando cada uno se puso la cinta para que le llamaran para votar, como aún podía temer que no llegara a la final, se siguió comportando de manera aniñada. ¿Quién puede entender en Paula esos cambios de humor? De pronto, tras una hora de agonía, Juanma era el expulsado.

Fue entonces cuando Azahara sintió que su mundo se venía abajo.

Dos expulsiones en un mismo día fueron mucho y si bien Azahara estaba triste, a Paula se le pasó enseguida, respiró de alivio, porque está en la final y siguió en la casa como si nada pasara. Claro que pronto tuvo consuelo, se acercó nada menos que a Hugo, compañero de Azahara y de Rubita, la cabra.

Y es que Paula tiene un historial dentro de Gran Hermano que no se puede negar, pues tiene todos los ingredientes como para una telenovela. Paula, al entrar a Gran Hermano, enseguida se acopló a Omar, formándose una parejita, una estrategia muy usada también por los antiguos concursantes de Gran Hermano. Le duró quince días ese apasionamiento y enamoramiento con Omar, ya que cuando entró la ex de Omar, el de Carabanchel, la dejó sin más por su amor de toda la vida.

Vídeos destacados del día

Entonces Paula tuvo el calor y el apoyo de Luis, el torero a quien ella se entregó de lleno y al cual no quería compartir con nadie, aunque en algunas ocasiones la prima Alejandra estuvo haciéndole bromas a Luis y a la hawaiana no le gustaba ni medio. Tras la salida de Luis, Paula fue a buscar apoyo en el único de los varones que le quedaba sin "pareja", el joven Hugo, y se lo llevó a su cama para dormir juntos, cosa que sentó muy bien a Azahara.

Y es que durante todo el concurso, Paula ha conseguido ser el centro de todo, sin ella no hubiera habido vídeos para exprimir en plató, por lo que muchos piensan que sí debería ser la ganadora, no solo por su voz de Teletubbie, sus rajes de niña que dice disfrutar mucho sino que ha sido la única que ha dado juego a este Gran Hermano 15. Muchos estarán de acuerdo, otros no.