El próximo veintiuno de diciembre Elton John llevará al altar a David Furnish, su pareja durante poco más de veinte años. La pareja ya se casó en una ceremonia civil en el 2005 y luego con la aprobación de la reciente ley sobre el matrimonio gay en Gran Bretaña, la decisión de formalizar la unión con una ceremonia oficial. La ceremonia se llevará a cabo en privado en su propia casa en Windsor, cerca de Londres, esta vez habrá sólo cincuenta invitados incluyendo los amigos históricos del artista, Victoria y David Beckham, Ringo Star, la diseñadora Donatella Versace y por supuesto David Walliams. A diferencia de hace once años, la celebración será mucho más sobria.

En el 2005 en ocasión de la ceremonia civil, participaron más de 650 personas, pero ahora todo será mucho más íntimo y menos atestado.

La pareja David en una entrevista dejada al periódico "Las Vegas Review Journal", ha dicho que se trata de un paso muy importante en el camino de la legalidad y esta ceremonia es una increíble ventaja de la nueva legislación inglesa. La pareja ya ha adoptado dos hijos, el primero nacido en el día de Navidad del 2010, el segundo el 11 de enero del 2013. Los niños vinieron al mundo a través de una 'madre de alquiler'.

Este paso es muy importante para Elton John, ya que le permitirá finalmente formar una verdadera familia oficial, legalizada por las nuevas normas sobre las uniones homosexuales, aprobada en Inglaterra en el pasado mes de marzo.

Vídeos destacados del día

Los dos hombres se consideran un buen ejemplo para las otras parejas homosexuales, que seguirán su gesto, siendo una pareja homosexual muy famosa.

Elton ha dicho de ser muy feliz por este extraordinario evento y ha añadido que hace unos treinta / cuarenta años, un ritual de esa manera era absolutamente impensable y era incluso muy difícil declararse gay, ahora las cosas han cambiado y no sólo en Gran Bretaña sino también otros estados lentamente, están reconociendo las uniones del mismo sexo. La pareja considera este evento como un regalo que han siempre soñado, pero nunca imaginado.