Un joven de 23 años Jordan James Parke tiene como único objetivo en su vida parecerse a la estrella del reality Kim Kardashian. El joven vive obsesionado con la imagen de su ídola y para ello se ha realizado más de 50 intervenciones de estética por un coste de 135 mil eurosJordan es un joven maquillador de británico fanático de la estrella de Hollywood y su objetivo es ser el doble de Kim. Lo que no se sabe es que clase de doble, ya que las cirugías que se ha realizado más que parecerse, a la estrella de Hollywood, dan la impresión de ser una imitación de baja calidad. Jordan ha compartido su foto por todas las Redes Sociales, y prácticamente ya se han convertido en viral.

Aunque son más los detractores del joven que quienes lo apoyan, el joven como se puede ver en la foto, no se parece en nada a su ídola. Los labios que le ha hecho su cirujano plástico no coinciden con los de Kim, ni hablar de las cejas anchas que se ha hecho tatuar. Jordan ha colgado a través de sus cuentas de Instagram y Twitter diferentes fotos con modelos muy parecidos a los que usa la celebritie, mostrando así que es una víctima más de la moda. Con estos estilos tan peculiaridades podríamos llegar a decir que tiene un parecido con Kim, pero en cuanto a su aspecto hay que decir que no se parece ni como caricatura. Asusta más de lo que embellece.

Kim Kardashian es la reina de las cirugías estéticas, no hay cirujano plástico en el mundo que no tenga una foto de ella para promoción, casi el 50% de las cirugías que se han realizado tienen que ver con algo que tenga Kim.

Vídeos destacados del día

Lo que pasa es que en el caso de Jordan a pesar del dinero gastado no han dado con lo que el joven quiere. Jordan se ha referido a Kim diciendo que es perfecta y la más hermosa del mundo.

El joven ya tiene 22 mil seguidores en su cuenta de Instagram, en la cual pone imágenes de todos su "modelitos" y de las fiestas a las que asiste, ya que el joven tiene una gran vida social. Jordan no es el único que ha intentado parecerse a su famoso. También está el caso de Claire Leeson la joven también británica que gastó casi 20 mil euros para parecerse a Kim se puso implantes mamarios, y luego se compro la ropa parecida a la socialité, junto con maquillaje y bronceado en aerosol.