Es verdad que nadie está exento de meter la pata y que a nadie nos gusta pasar por una situación vergonzosa por haber hecho algo que no debíamos, pero si a eso se le agrega que quien hace la metedera de pata es un famoso, la cosa cambia, pues por el simple hecho de estar siempre bajo el lente del público, los pone en la primera fila de las críticas sin piedad.

Recordemos aquí a algunos famosos que desearon en algún momento del 2014 "que se los tragara la tierra"

Sara Carbonero

Ella sí que se "voló la barda" y metió en gran lío a la redacción de prensa durante el mundial de Brasil. Y es aunque "para evitarse problemas" la mujer del portero del Real Madrid, prefiere no tener twitter, es famosa por meter la pata en vivo y a todo color durante sus enlaces en vivo.

Bueno, esta chica tuvo la grandiosa idea de publicar en su blog: 'Cuando nadie me ve', un post titulado 'Primera semana: Curitiba-Salvador' en donde mostró abiertamente los password de la zona WIFI de la carpa de prensa que cubría el Mundial de Fútbol de Brasil ¡Esta me encantó!

James Franco

El actor se metió en tremendo lío al invitar a una chica a pasar la noche con él en su casa. Y es que según una joven de 17 años conoció al galán al salir de un teatro y este se puso a ligarla a través de Instagram. El problema surgió cuando la chica hizo pública la conversación. Obviamente el actor negó rotundamente ser él el acusado y tuiteó enseguida: "Yo no soy. Espero que los padres mantengan a sus hijas jóvenes lejos de mí. Gracias".

Aleks Syntek

Por quererse hacer el "chistocito" el cantante mexicano levantó polémica la tuitear: "Vamos Colombia, necesito que me consigan Marfil para las teclas de mi piano jejeje".

Seguramente sin saber que en ese país están en defensa de la caza de elefantes para sus cuernos de marfil, Aleks Syntek fue ajusticiado por los usuarios de las redes, lo que lo obligó a disculparse y justificarse diciendo que él no se refería a la caza de esos animales, que por el contrario: "Soy amante de los animales, me refiero a Costa de Marfil y al partido de fútbol. No es necesaria esa agresividad…"