Divertida y divulgativa, así fue la entrevista que el guionista, escritor y presentador venezolano Boris Izaguirre ofreció en el programa de La Sexta, Zapeando, espacio en el que además de repasarse los momentos más simpáticos y llamativos de la parrilla de las distintas cadenas televisivas, se revisan los derivados de Internet y de las redes sociales. Como colofón suelen contar con invitados que, o bien ayudan a comentar de forma dicharachera otros vídeos seleccionados por los colaboradores, o promocionan la película, serie o libro que acabe de aparecer en el mercado con los protagonistas o autores correspondientes.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Televisión

Ese fue el caso de Boris, quien hizo un resumen de lo que el lector podrá encontrarse en Un jardín al norte, último trabajo del novelista tras las teclas de su computadora, y también hizo gala de su sensacional sentido del humor contando las anécdotas que ha vivido últimamente con motivo de la promoción de su obra, por ejemplo, al respecto del pequeño Nicolás, con quien pudo haber coincidido en una fiesta pero que finalmente no lo hizo porque, en palabras del escritor, a Francisco lo detuvieron antes de que entrara en el recinto.

La pregunta sobre Nicolas que Frank Blanco, presentador del magazine, le hizo a Boris fue debido a que la protagonista de su novela es la famosa espía británica Rosalind Fox, quien inspiró a María Dueñas para escribir El tiempo entre costuras.

Además de interesar a la audiencia por su nuevo libro, el quinto de su carrera como novelista, Boris también deleitó al público con las distintas anécdotas vividas fuera de España desde que no es un personaje tan presente en nuestras televisiones. El escritor, también presentador, ha sido jurado en el concurso de Telemundo Yo soy el artista, en el que, como su título indica, solo puede quedar uno de entre todos los que se presentan.

Gran éxito de audiencia en Puerto Rico, Izaguirre ha asegurado que se ha divertido mucho haciéndolo y aprovechó el pie que le dieron los colaboradores para enseñar el único paso de baile que puede poner en práctica, ya que admitió que no era esa la faceta que mejor se le da, pese a que domina unas cuantas, porque hay que admitir que Boris es un auténtico showman que donde va triunfa.

Vídeos destacados del día

Se hace querer, es una figura pública de lo más extrovertida y desde que llega al plató ya se mete a la audiencia en el bolsillo. En el programa de La Sexta volvió a demostrarlo. Está claro que el terreno de Boris es la diversión, ya sea en un plató o delante de una hoja en blanco que no tardará en llenar con las interesantísimas aventuras de sus personajes.