Cameron Díaz y su actual pareja, Benji Madden dan el siguiente paso en su relación, y parece que pronto podremos ver a la actriz vestida de blanco caminando hacia el altar. Según el US Weekly, la pareja ha querido formalizar su relación comprometiéndose.

Aunque llevan saliendo solamente siete meses, desde mayo de este año, la relación va viento en popa y ambos se sienten preparados. La actriz ya comentó en una entrevista en 2010 que aunque lo que se espera tradicionalmente es que salgas con alguien durante muchos años, te cases con esa persona y estés con ella el reto de tu vida, ella piensa de una forma distinta. Según Cameron Díaz, la vida es corta, y puede que no siempre vivas con el amor de tu vida, por lo que hay que aprovechar el momento.

En este sentido, parece que Benji es más tradicional que Cameron. Fuentes cercanas a la pareja han declarado que aunque la actriz, de 42 años, no tenía un interés especial en casarse, sí quiere ser madre, y él quiere comprometerse y casarse por primera vez.

Benji, de 35 años, integrante del grupo de rock Good Charlotte, ha sido, por tanto, el que ha tomado la decisión de pasar por el altar. Aunque tiene fama de enamoradizo y de ser un poco salvaje, en esta ocasión parece tratarse de algo real, y la pareja está muy feliz.

Los rumores sobre el enlace surgieron hace un par de meses, cuando pudimos ver a Camero Díaz con un anillo de diamantes que lucía en el dedo de pedida. Veremos si pronto se materializa su deseo de tener un hijo, y se une así al baby boom entre las famosas.

En el caso en el que finalmente llegaran a contraer matrimonio Cameron sería cuñana de Nicole Richie, pues Benji tine un hermano gemelo, Joel, casado con ella desde 2010.

Vídeos destacados del día

Cameron Díaz ha tenido antes relaciones bastante duraderas. Después de un noviazgo de cinco años con Carlos de la Torre, la actriz ha estado saliendo con Matt Dillon, Jared Leto, con el que estuvo cuatro años y Paul Sculfor, aunque la más polémica fue la que mantuvo con Justin Timberlake, en la que tuvieron varios altercados con la prensa, debido sobre todo a difamaciones de presuntas infidelidades.