Si hay algo que la gente, aunque se canse de ver, lo sigue consumiendo, no es otra cosa que la serie emblemática de Los Simpsons, que este año, y dada las casualidades, celebra su 25 aniversario desde su creación allá por el mes de Diciembre del año 1989.

Para conmemorar dicho acontecimiento, la cadena Antena 3, y las del grupo, ha decidido hacer un especial en honor a dicha efemérides, y es que han decidido que se va a emitir en las próximas horas, un maratón de 10 capítulos con los más importantes en cuanto a la ficción se refiere.

Pero el homenaje no acaba aquí, porque para las fechas señaladas del 24 y 25 la cadena ha decidido, por fin, apostar por la emisión de las últimas temporadas, en especial la 25, con la difusión de los primeros capítulos en horario de máxima audiencia, como viene haciendo desde hace varios años.

Para abrir boca de los fans de la serie que más premios ha ganado a lo largo de la historia, la cadena también ha decidido emitir la temporada 24 en horario habitual, de lunes a domingo a las 14:30, siendo este tramo el horario de estreno de las nuevas tramas.

Además, los productores de la serie, desde Estados Unidos, recuerdan que se acerca el final de la longeva ficción, que cabe recordar que ha sido vendida a más de 150 países y emitida en 180 naciones, llegando incluso al mundo islámico, tan reacio a emitir cosas americanas.

Las aventuras de Homer, Marge, Bart, Lisa y Maggie, seguirán estando en nuestras vidas durante un par de temporadas más, pero todo depende de la renovación de la serie, de los guionistas, de los dobladores y, principalmente, de la cadena, que es la encargada de sentarse a negociar con los productores de la misma.

Vídeos destacados del día

Matt Groening, quien es el creador de la misma, no se pronuncia de momento con el final de la serie, pero está dejando caer pequeñas pistas acerca del devenir de los personajes, la muerte de varios, y temas candentes que está sorprendiendo al público. La resolución de la serie se acerca y los espectadores todavía no están preparados para dejar de seguir viendo a los personajes amarillos.