¡Qué fuerte!

Resulta que a Michael Phelps la novia le salió novio, o medio novio, pero novia novia, no.

Y es que la espectacular pareja del multicampeón olímpico reveló, a través de su cuenta de Facebook, que nació hombre, y que su nombre real no es Taylor Lianne Chandler, sino David Roy Fitch.

Todo parece indicar que el nadador no sabía nada acerca de que su amorcito era hermafrodita, pues ha trascendido que al nacer tenía genitales masculinos, aunque no testículos, pero también útero, pero sin ovarios: "Yo nunca fui un hombre, nunca viví como uno. Nadie puede decir que me conocía como un hombre", explicó Taylor, quien a sus 20 años se operó para transformarse completamente en mujer retirando sus genitales sobrantes, pues asegura que ella desde los primeros años de su vida supo que era una mujer de verdad, y aunque su cuerpo no lo era del todo, su vida, sus gustos y su forma de vestir eran como los de una mujer.

Su acta de nacimiento original la registra con el nombre de David, sin embargo, su nombre fue modificado en cuanto tuvo el poder para decidir lo que en verdad deseaba, que era ser una mujer ante la sociedad.

En su face oficial, Chandler cuenta detalladamente su secreto y asegura que fue hace varios años cuando se sometió a la cirugía correctiva que la transformaría en una completa dama.

Se sabe que la novia de Phelps, de 41 años quien ha mantenido relaciones con otras celebridades, no le dijo la verdad al nadador y que fue hasta meses después cuando le reveló su secreto, ahora Taylor teme que su romance peligre luego de su confesión mundial: "Probablemente vaya a perderle por esto, porque él es toda una marca que su equipo quiere proteger ", concluyó.

Ahora que la noticia ha trascendido, no se sabe cómo tomará el deportista multipremiado la revelación que su novia hizo sin tapujos, a través de la red; pero más allá de la decisión que tome él, hay que recordar, como bien lo dice Taylor Chandler, que detrás de él como persona, existe un mundo de intereses que seguramente lo obligarán a tomar una decisión basada en los que le conviene, y no en lo que quiere.

Vídeos destacados del día

En fin, el tema es fuerte, pero Michael Phelps es el único que puede decidir si enfrentarse al mundo y a sus patrocinadores por defender su amor… o ir al psicólogo a superar el trauma.