La noche televisiva de ayer estuvo marcada por dos líneas de debate muy claras: la primera, como no, "el pequeño Nicolás" que está hasta en la sopa, con una historia que huele un poco rara; y la segunda, la ya conocida polémica con Podemos. Un espectáculo realmente lamentable.

Tras la noticia del supuesto "plantón" de Pablo Iglesias al programa "Un tiempo nuevo" emitido por Telecinco la noche del sábado, se han sucedido todo tipo de ataques a la formación y a su secretario general a los que por desgracia ya estamos muy acostumbrados.

Anuncios
Anuncios

Según esta cadena televisiva, Pablo Iglesias incumplió su compromiso de asistencia al programa, cambiando las reglas de la entrevista, para contestar a través de un plasma a una pregunta pactada.

Según Público.es, Podemos declara en un artículo publicado esta mañana, que tal cosa no sucedió, que realmente fue la propia Telecinco la que les rechazó. Los portavoces alegan que el compromiso incluía la asistencia de cinco integrantes de la formación, para contestar a todas las preguntas y responder a los ataques que el partido recibe de forma continua.

Anuncios

Y que, al parecer, Telecinco declinó la oferta.

¿A quién creer? Desde mi punto de vista está más que claro. Nunca antes en la historia, se había visto este ensañamiento mediático, este acoso continuado hacia ninguna formación política, teniendo en cuenta, además, que Podemos acaba de nacer.

El afán de comparar al profesor de ciencias políticas, Pablo Iglesias, con Don Mariano Rajoy, alias "el ausente", resulta cuanto menos, patético.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Podemos Televisión

¡Qué gran escándalo! es que el secretario general de Podemos quiera, supuestamente, comparecer a través de un plasma en un programa de Televisión, entiéndase la ironía. Este hombre ha asistido a todo tipo de programas y se ha expuesto a todo tipo de entrevistas, sufriendo ataques y difamaciones continuos hacia la formación y hacia su persona, mucho más de lo que cualquier político lo ha hecho jamás.

Bien lo decía el antropólogo y periodista Javier Aroca ayer mismo en la Sexta Noche, que jamás se había visto tal ensañamiento hacia ninguna formación política como el que estamos viendo actualmente en los medios, y a diario. Señalaba que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se había sobreexpuesto, y que por ello, se les miraba con lupa, haciendo, de cualquier minucia, un nuevo instrumento de ataque.

Anuncios

No olvidemos tampoco, el nuevo escándalo mediático de la famosa beca de investigación de Iñigo Errejón, que suma la astronómica cantidad de 1825 euros, y que El Mundo ha señalado como la "primera sombra de Podemos". Teniendo en cuenta las querellas que caen continuamente sobre la cabeza del polémico periodista Eduardo Inda, vinculado a este periódico, y los ataques continuos de éste a la formación, permitidme que dude del valor objetivo de estas publicaciones.

Anuncios

Todos estos supuestos escándalos sobre la honorabilidad de los dirigentes de la nueva formación ciudadana no pueden hacernos olvidar (aunque lo intentan y con ganas) las más de 1.700 causas abiertas por supuestos casos de corrupción y los más de 500 imputados entre los partidos tradicionales, la austeridad y los recortes, la pérdida de derechos y, en definitiva, la necesidad de cambio y renovación democrática que necesita nuestro país.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más