Normalmente, las cadenas televisivas emiten sus programas a ciertas horas en las que saben que van a llegar a su máximo de audiencia o van a poder competir contra otros programas fuertes de cadenas que les hacen la competencia. Desde hace unos años, con la aparición de Mediaset y colaboración entre cadenas, todo ha sido muy diferente. Actualmente podemos ver cómo Telecinco está por encima en cualquier ranking de audiencia que se haga, y así pudimos comprobar el domingo:

Si ya de por sí, el programa de Gran Hermano arrastraba masas a no moverse de la Televisión mientras contaban cualquier cotilleo, este año está siendo algo insólito; en las redes sociales no se habla de otra cosa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telecinco

El pasado domingo 16, vimos como algunas emisiones en cadenas fuertes como Antena 3 se quedaron en 53.688 visitas -con la película de Los juegos del hambre-, Viajando con Chester con una cifra muy parecida, 53.787, y las cuales fueron superadas por El Objetivo, programa que se consideraba estrella las noches de domingo, y más importante aún por la entrevista a Pablo Iglesias, quien anda cambiando el mundo a pequeños pasos, con un índice de audiencia de 80.991.

Sin embargo, todos estos fueron pisados por Gran Hermano 15, que consiguió llegar a la astronómica cifra -duplicando y triplicando a las otras emisiones- de 218.127.

Hay que ver cómo nos influye para mal el tiempo libre y las ganas de saber de la vida ajena. Sí, dirán que los reality shows son muy interesantes, que es morboso saber todo lo que hace un grupo de personas en una casa todo el día juntos, quién se llevará el dinero el último día...pero al final todo consiste en ganar dinero a costa de vender la propia intimidad -cosa que sigue siendo un poco vergonzosa, por no decir inadmisible-.

Por otro lado, estamos viviendo un período en España muy significativo respecto al ámbito político. Puede que en las próximas elecciones se produzca un cambio que afecte a nuestro modo de vida -y esperemos que lo mejore-, y mientras tanto otros sólo se interesan por presentarse al próximo casting de Gran Hermano o ver lo fuertes que están los pretendientes de Steisy en Mujeres y hombres y viceversa.