Hace unos pocos días podíamos ver como la famosa cantante estadounidense Taylor Swift desataba una nueva polémica dentro de la plataforma de música más influyente a nivel mundial, si estamos hablando de Spotify. La cantante en un principio simplemente advirtió a la empresa que no quería que su último disco al que ha llamado 1989 se publicase en las listas de reproducción que aparecen al buscar su nombre dentro de Spotify, pero más tarde decidió quitar toda su música de la plataforma, y si, se confirma que lo ha hecho por cuestión de dinero ya que según asegura, Spotify le estaría quitando aproximadamente 6 millones de dólares anualmente de beneficios.

La empresa no ha tardado en pronunciarse al respecto, de hecho ayer mismo hizo un comunicado explicando que Spotify durante los seis años que lleva en el mercado ha repartido a los cantantes más de dos mil millones de dólares los cuales aseguran no hubiesen podido conseguir sin su ayuda. Visto así podemos pensar que es una gran cantidad de dinero la que aporta esta empresa a los bolsillos de los autores, pero realmente una vez se produce el reparto no llega a ser tanto como puede parecer en un principio.

Spotify asegura que estos ingresos podrían ser mucho mayores de no ser por la gran competencia que hay en las redes actualmente, y todo eso sin tener en cuenta la cantidad de descargas ilegales que se producen a manos de los usuarios. Como muchos hemos podido estar pensando Spotify apunta directamente a el líder en videos online YouTube, el cual han definido como uno de los grandes culpables de que esto suceda ya que hay paginas especializadas que se dedican a hacer descargas directas de música y videos directamente desde esta plataforma, además han añadido que YouTube ha repartido  tan solo 1.000 millones de dólares, lo que sería la mitad de dinero en el mismo periodo de tiempo.

Por ahora Spotify confía en su sistema ya que más del 25% de sus usuarios tienen una suscripción de pago, cosa de la que muchas otras plataformas no pueden alardear, sin embargo siguen preocupados por la decisión que ha tomado Taylor, pero saben que ese no va a ser su mayor problema dentro de la red.